Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Perú » Cusco » La belleza no es fácil

Relato de viaje a Cusco - La belleza no es fácil

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Cusco. Si estás pensando irte de vacaciones a Cusco, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Cusco sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: falca (1611 lecturas)

MI SUEÑO
Desde que tengo noción sueño con llegar a Machu Picchu , pero no de cualquier forma. Me imagino llegando desde las montañas, caminando, ascendiendo, descendiendo, entre la selva, la profusión de verdes y hojas enormes, esa humedad que le dá a las cosas la pátina de un sueño. Machu Picchu es como una aparición fantástica ante mi mirada. En el sueño, sé que voy hacia ese lugar, pero sin embargo, quiero la sorpresa de la visión que se impone mágicamente. En el sueño, nunca ví un tren o un colectivo. Debe ser porque siempre valoramos más lo que nos cuesta su buen esfuerzo, lo que no se nos regala.

PLAN
La idea original y planeada por mucho tiempo, era hacer el camino alternativo de Santa Teresa, que consistía en partir de Cusco hacia el pueblo de Santa María , luego a Santa Teresa y desde ahí tres horas de caminata por las vías del tren hasta Aguascalientes... Y a dos pasos de Machu Picchu !!!! Este plan era el que mejor se adaptaba a mi sueño y a mi bolsillo. Manos a la obra: preparar la mochila, comprar algunos víveres, encontrarme con Quique (el también quería hacer ese camino y nos encontramos por ese motivo), taxi hasta la Terminal de Paso de Santiago , boleto para las 19 30, Empresa Ampay y hacia Machu Picchu!!! Todo sobre rieles: el plan ya está en marcha.

Pero en marzo todavía estamos en época de lluvias y para nuestra sorpresa el colectivo se detuvo a las 11 30 de la noche cuando estábamos a dos horas de nuestro primer destino. Nadie entendía nada, medios dormidos, nos dijeron que un derrume habia bloqueado la ruta. Cerraron la puerta del colectivo y no nos quedó otro remedio que dormir. Cuando amaneció, abrieron la puerta, salí, y pude ver que una montaña de piedras y tierra se había adueñado de toda la ruta. Encima era domingo, un día complicado para que los obreros de vialidad se pusieran a trabajar. Enseguida aparecieron y comenzó la tarea, pero a las horas no se veía ningún avance, seguían cayendo piedras y se había armado un embotellamiento digno de una película. Al mediodía dejaron de trabajar, el pronóstico era otra noche durmiendo en el colectivo, encima del caos de vehículos, empezaba a llover...

Un montón de piedras obstruían el camino hacia mi sueño... Le dije a Quique agarremos las mochilas y vamos hacia atrás a ver si algún coche nos levanta... así lo hicimos... los autos maniobraban, se escuchaban muchos bocinazos, desesperados querían escapar... los que estaban más atrás no sospechaban lo difícil de la situación, tranquilamente jugaban al fútbol y un grupo de chicas se habían armado la carpita. Luego de esperar un rato nos levanta un taxi, con una pareja y su hijo... que bueno!! al fin salimos de esa!! Nos dejan en Ollantaytambo ... desde ahí sale el tren hacia Aguascalientes... pero yo no quería pensar en la posibilidad del tren, mi plan era tan diferente!!! Pero lo pienso un rato... mi objetivo primero es llegar a Macchu y esta es ahora la única opción... A tomar ese tren entonces!!! Machu Picchu se estaba haciendo el difícil...

LA BELLEZA NO ES FÁCIL
La belleza no es fácil. Construir belleza. Llegar a la belleza. Percibir belleza. En mi sueño no era fácil, en la realidad tampoco me estaba siendo fácil. A mi entender la belleza se consigue con sabiduría, creatividad y mucha pasión y ninguna de estas tres son gratuitas. Quienes construyeron Machu Picchu sabían que estaban haciendo belleza, la hay en cada piedra, en cada junta, en cada perspectiva, en el entorno colosal y profuso. En ese microcosmos perfecto que forman la arquitectura, la montaña, la selva y el cielo. Estos hombres morenos y obstinados hacían belleza y no querían facilitar su acceso, sabían que semejante aparición era un regalo sólo para ojos tenaces

Sigue leyendo :

La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
La belleza no es fácil
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de Rodríguez miércoles, 21 de julio de 2010 Rodríguez dice:

    Buenísimo Falca!! La verdad que recuerdo llegar a Machu Pichu caminado y tener una sensación increible, medio irreal, entre la niebla y la altura por momentos ver toda la ciudadela casi vacía era como una alucinación...Y sobre todo ese penesamiento recurrente, ¿de dónde ha salido todo esto aqui en medio de la nada?

  • Avatar de falca jueves, 22 de julio de 2010 falca dice:

    Hola Rodríguez, es así una sensación de sueño todo el tiempo... y mucho más cuando uno llega caminando por sus propios medios. Luego al notar el esfuerzo que nos costado llegar nos damos cuenta que los hombres que lo levantaron eran divinos, no sólo por la perfección sino por su cercanía con el cielo... te mando un gran abrazo!

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por CuscoViajes a Cusco

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela