Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Perú » Cusco » El corazón del Imperio Inca

Relato de viaje a Cusco - El corazón del Imperio Inca

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Cusco. Si estás pensando irte de vacaciones a Cusco, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Cusco sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (78 votos)
Usuario  
Enviado por: lavueltaalmundo.net (2459 lecturas)

"El Dios Sol, apiadándose de los hombres que vivían como animales, sin orden y en permanente lucha, decidió enviar a sus hijos Manco Cápac y Mama Ocllo con el objeto de que los civilizasen, enseñándoles los principios de la agricultura, cestería, las ciencias… El sol puso a sus hijos en la isla del Lago Titicaca dándoles una barra de oro. Donde ésta se introdujera en la tierra debían detenerse y fundar la ciudad que sería el centro del proceso civilizador que se les había encargado. Manco Cápac y Mama Ocllo salieron de la isla, siguieron un camino subterráneo que los llevó hasta Pacarectampu, donde después de pasar la noche, consiguieron introducir la barra de oro en las entrañas de la madre tierra. Recibida la señal, construyeron su vivienda en Huanacauri, en el valle de Cuzco."

Esta es una de las leyendas que explica la fundación de la ciudad de Cuzco y el origen divino de los Incas. La verdad es que, para fundar una ciudad a 3.500 metros de altura, algún motivo religioso se ha de tener, sino no nos lo explicamos.

Llegamos a Cuzco viajando desde Chile, después de un viaje horrible en el que cambiamos tres veces de autocar y entre los cuales tuvimos que esperar unas seis horas. Total, 32 horas viajando. Y eso que nos vendieron el billete diciendo que era un trayecto directo… Durante el último tramo comenzamos a experimentar el soroche, el famoso mal de altura. En nosotros se manifestó como un terrible dolor de cabeza intermitente y una sensación de fatiga durante los primeros cuatro o cinco días de nuestra estancia en la maravillosa ciudad.

Solamente pasar la frontera de Perú por la ciudad de Tacna, ya vimos claramente que se trataba de otro mundo. Colas de gente para volver a su país, muchos de ellos haciendo contrabando, rostros morenos, ojos rasgados, mujeres peinadas con dos largas trenzas...

Llegamos a Cuzco a las diez de la noche. Desde la ventana del taxi ya pudimos apreciar la belleza de la ciudad con sus calles empedradas y sus preciosas casas. Fuimos al hostal Procuradores, en
pleno centro, que además tenía una terraza magnífica desde donde se podían contemplar unas vistas de la ciudad espectaculares.

Sigue leyendo :

El corazón del Imperio Inca
El corazón del Imperio Inca
El corazón del Imperio Inca
El corazón del Imperio Inca
El corazón del Imperio Inca
El corazón del Imperio Inca
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por CuscoViajes a Cusco

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela