Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Colombia » Bogotá » Desierto de la Candelaria Pozo Azul: COLOMBIA... EN BOYACA UN OASIS EN MEDIO DEL DESIERTO

Relato de viaje a Bogotá - Desierto de la Candelaria Pozo Azul: COLOMBIA... EN BOYACA UN OASIS EN MEDIO DEL DESIERTO

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Bogotá. Si estás pensando irte de vacaciones a Bogotá, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Bogotá sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

3 / 5 (6 votos)
Usuario  
Enviado por: Bellineth (3686 lecturas)

En abril de este año viajamos a Boyaca departamento de Colombia, región de mil contrastes con valles fértiles como una campiña pero también de repente podemos encontrar un mágico desierto lleno de historia fosilizada bajo nuestros pies, pinturas rupestres, cascadas y cuevas.

Después de 4 horas de viaje por tierra desde Bogotá encontramos una población llamada Sutamarchan … su clima perfecto! 25 °C promedio en el día… un cielo azul con algunas motas de algodón… nubes blancas y resplandecientes, de noches frescas con un cielo repleto de estrellas, de amaneceres fríos… con una calma perfecta que solo deja escapar el canto de las aves… Esta población a parte de tener un clima ideal es la capital universal de la longaniza, se produce la mejor de la región, asada en parrillas al carbón (embutido a base de carne de cerdo) mmm!

Estando allí alguien del pueblo nos refirió un gran lugar a 45 minutos de camino, sin dudarlo empezamos a caminar en medio de un paisaje lleno de cultivos de tomate y maíz, pequeños riachuelos… de pronto un desierto frente a nosotros con pinceladas de verde profundo, descendimos al cañón… un mundo suspendido en el tiempo nos recibió… Esta región se encuentra dentro del desierto de la Candelaria interés de la paleontología y cuenta con unos parajes dignos de todo buen ciclo-montañista de hecho se realiza en esta región la Ruta Desierto de la Candelaria de 49 Km que se disputa entre los 2.200 y los 2.600 mts sobre el nivel del mar.

Cómo trasmitirles lo que nos produjo esta tierra… Sentimos la paz de un lugar santo, armonía perfecta, un lugar que NO queríamos profanar… las paredes de roca están matizadas de trozos de mineral que brillan con la luz.
Allí SOLOS… el sonido de la naturaleza y nosotros

Y sin aguantar más su llamado nos sumergimos en “SILENCIO” en un caudal de aguas tranquilas y de color verde esmeralda que nos hizo respetar su profundidad.

Sigue leyendo :

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por BogotáViajes a Bogotá

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela