Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Bolívia » Samaipata » Samaipata, descanso de dioses

Relato de viaje a Samaipata - Samaipata, descanso de dioses

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Samaipata. Si estás pensando irte de vacaciones a Samaipata, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Samaipata sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,6625 / 5 (10 votos)
Usuario  
Enviado por: vayamundos (1942 lecturas)

Al lado de Perú, su hermano mayor arqueológicamente hablando, Bolivia no tiene muchas ruinas. O eso, al menos, pensaba antes de visitar Samaipata. Erré. Ya existía una civilización anterior a los incas, y por tanto construcciones dignas de una visita en profundidad. Pero eso sería al día siguiente. Antes debíamos reponernos de las dos horas y media de viaje que separan Vallegrande de Samaipata en plena carretera hacia Santa Cruz. Y eso que lo hicimos en un taxi compartido por a penas 100 bolivianos por persona.

Sorprende esta pequeña población 'vendida' al turismo, al nacional y al internacional. Por su ambiente tranquilo y amable, es un lugar típico de descanso. Y buscar alojamiento resultó tarea sencilla. Hay tanta oferta que lo difícil fue decantarse por uno u otro. Nos quedamos con el Hostal Andoriña (70 Bs por cabeza). Todo un acierto. Cabañas por todos los lados, restaurantes para elegir, convierten a este enclave en un paraíso de paz y comodidades. De hecho, es tal la profunda sensación de tranquilidad que por sus calles empedradas no es raro encontrarse con extranjeros que han encontrado allí su 'lugar' en el mundo.

Es un punto para relajarse y, por qué no, para darse un baño de cultura o de naturaleza. Además de las impresionantes ruinas de El Fuerte, la estrella turística, en los alrededores se pueden visitar lagunas volcánicas y cascadas en medio del Parque Natural de Amboró, también plantaciones de tabaco o innumerables cañones y bosques de helechos gigantes. Y todo en un radio de acción no demasiado amplio. A, y recuerda. En Bolivia también puede hacer mucho frío, incluso en áreas tropicales. Los días son templados y pueden ser hasta cálidos, pero por las noches refresca.

Nosotras tan sólo pudimos, por cuestión de tiempo, adentrarnos en el mundo preincaico. ¿Pero qué es el Fuerte? Acaso es una construcción guerrera, un cementerio, un centro de ceremonias, un 'lugar de descanso' en las alturas... Teorías para todos los gustos. Está situado a ocho kilómetros de Samaipata por una carretera tan bonita como peligrosa. En taxi, en apenas veinte minutos y por 40 bolivianos por persona, o caminando hasta alcanzar los 1.950 metros de altura. Allí, por fin la vista recobra el verdor de la zona, después de tantos días sumida en el color ocre de la naturaleza de Vallegrande y de la Higuera. Está abrazada por paisajes montañosos, por la entrada a la amazonía y por el gran chaco.

Por 23 bolivianos, el visitante tiene opción de entrar en el recinto que, según los últimos estudios, tienen una antigüedad de entre 3.000 y 3.500 años, pero además contar con un guía que muestre los secretos de una plataforma rocosa de 200 metros de largo por 60 de ancho. Y es que el Fuerte es la piedra tallada más grande del mundo, declarada recientemente por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad. Si se tiene la suerte de visitar el lugar de la mano de Danielo Montenegro, un privilegio.

Sigue leyendo :

Fuerte de Samaipata
Fuerte de Samaipata
Fuerte de Samaipata
Fuerte de Samaipata
'Zoo' de Samaipata
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por SamaipataViajes a Samaipata

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela