Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Bolívia » Isla del Sol » Donde habita el amarillo

Relato de viaje a Isla del Sol - Donde habita el amarillo

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Isla del Sol. Si estás pensando irte de vacaciones a Isla del Sol, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Isla del Sol sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: falca (1070 lecturas)

Si debo ir al norte o al sur no lo sé. Me quedó pendiente aquel día tan lluvioso en Copacabana. El agua y la ansiedad por llegar a Cusco. O el proyecto inmaduro y la necesidad de dejarlo para que se haga fuerte. Se convierta en movimiento vital.

Sobre la cubierta del barco siento la extrañeza de navegar tan alto. El calor del sol andino de las 2 de la tarde en mi cara. Los globos de carnaval se mueven violentamente, son un adorno surrealista. Por suerte el aire fresco. Tal como un fantasma aparece la Cordillera de los Andes allá arriba. Sobre el Lago Titicaca, sobre las islas, sobre la tierra marrón, el violeta de los volcanes, las nieves, las nubes, el cielo. Parece levitar sobre el aliento del lago. El del color del puma. El de color gris acero.

Si debo ir al norte o al sur es un detalle. O tal vez sea más importante de lo que parece. Pero ya está, me han dicho que debo ir al norte y hacía allí voy.


La isla nos recibe llana, en una lengua fina de arena clara. Atardece y una sola bañista asoma de las aguas oscuras. Osada.  Otras personas salen o entran en las carpas, una pareja observa el horizonte abrazada. Algún perro corretea inquieto. La casa en la playa es una bendición, con una gran ventana para ver las estrellas y los amaneceres.

Por un camino de piedra inca llegamos a la Piedra Sagrada donde mora el Puma y también Viracocha. Parados junto a las pisadas del Sol y la Luna por un momento nos sentimos dioses creadores. Tratando de entender dificultosamente las palabras coladas en quechua de Francisco. El templo hundido colmado de oro. El túnel subterráneo que llega hasta Cuzco cruzando el lago. Las historias de Pizarro y Atahualpa. Los sacrificios rituales en esa mesa de piedra. Las vírgenes en la Isla de la Luna y los monjes adoradores del sol. La fuente de agua sagrada.

La tarde cae y sus palabras me llegan como un sedante, ya no intento comprender. El agua se llena de amarillos y naranjas así como el cielo. Las sombras de las montañas amenazan con devorarnos. Empezamos a movernos ayudados con linternas y celulares.

Sigue leyendo :

Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Donde habita el amarillo
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de Rodríguez lunes, 04 de abril de 2011 Rodríguez dice:

    Que bueno leerte de nuevo Falca, pura poesía!! Y que ganas de volver por tierras peruanas y bolivianas...Un saludo!

  • Avatar de falca lunes, 04 de abril de 2011 falca dice:

    Muchas gracias José Luis !! estoy recién llegada... contenta de volver a escribir, aunque un poco dura todavía... ya vendrán otros...
    Una duda: por qué el texto me queda amontonado, no puedo editar separando los párrafos? un abrazo!!

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Isla del SolViajes a Isla del Sol

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela