Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Sudamérica » Argentina » El Calafate » Frente al Perito Moreno

Relato de viaje a El Calafate - Frente al Perito Moreno

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a El Calafate. Si estás pensando irte de vacaciones a El Calafate, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a El Calafate sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,82143 / 5 (29 votos)
Usuario  
Enviado por: adrilaor (1014 lecturas)

Realicé este viaje en octubre del 2008. En esa época yo vivía en Santiago de Chile, gracias a una beca de intercambio de mi universidad que prolongué por seis meses más. Durante mi estancia en Chile, mi mejor amiga vino a visitarme por 15 días, así que decidimos hacer un viaje por el sur de Argentina. La idea fue comenzar por Bariloche e ir bajando hasta El Calafate, para ver los glaciares.

El Perito Moreno es un glaciar originado en el Campo de Hielo Patagónico Sur con un frente de 5 quilómetros de longitud y 60 metros de altura. Es una de las mayores atracciones del sur del continente, y fácilmente accesible, ya que tomando un bus desde El Calafate se llega directamente a él y muchas agencias hacen el recorrido diariamente. No se necesita más de una mañana en hacer la visita. Se puede tomar el bus desde El Calafate temprano y en una hora se llega al Parque Nacional Los Glaciares , hogar del Perito Moreno.

Cuando llegué por fin al glaciar con mi amiga, después de más de 30 horas de bus desde Bariloche, descubrí el papel que el hombre juega en la naturaleza. Es difícil describir al Perito Moreno: “inmenso”, “grandioso”,  son palabras que se quedan pequeñas. Recuerdo el escalofrío que me recorrió el cuerpo en el momento en que lo vi la primera vez desde el autobús, blanco, brillante, con toda su inmensidad.  Afortunadamente, ese día el cielo estaba totalmente despejado y brillaba el sol.  Poco a poco nos fuimos acercando cada vez más hasta tenerlo delante con su descomunal dimensión. Me gustó mirarlo y que mis ojos no alcanzaran a ver su final. El placer de la contemplación. Es increíble ese contacto del hombre con la naturaleza, en donde el primero es un punto frente a la magnitud del segundo. Al principio me sentí muy pequeña, pero después estaba totalmente conectada y ahí experimenté una gran paz interior. Creo que ahí está la belleza de la conexión.

Caminamos toda la mañana, hicimos fotos, disfrutamos del glaciar y de la montaña. De repente se escuchó un fuerte ruido. Eran trozos de hielo del glaciar desprendiéndose de sus paredes y precipitándose. Escuchar ese sonido fue sencillamente mágico. El ruido del glaciar crujiendo al desprenderse y caer al agua.

Después de visitarlo caminando, decidimos tomar un bote que nos acercaba a él por el lago, de este modo pudimos verlo también de frente y apreciar mejor su altura. Recomiendo hacer la visita en el bote a todas las personas que visiten el glaciar. Después de acercarnos en el bote y oírlo rugir nuevamente, desprendiendo pedazos de hielo, nos marchamos despidiéndonos de él, sintiendo nuevamente esa inmensidad de la naturaleza.

Frente al Perito Moreno
Frente al Perito Moreno
Frente al Perito Moreno
Frente al Perito Moreno
Frente al Perito Moreno
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por El CalafateViajes a El Calafate

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela