Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Oriente medio » Jordania » Ammán » Descansar cuerpo y mente en Hammamat Ma'in

Relato de viaje a Ammán - Descansar cuerpo y mente en Hammamat Ma'in

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Ammán. Si estás pensando irte de vacaciones a Ammán, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Ammán sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: Altair58 (739 lecturas)

Una de las razones que llevan a muchos viajeros a decidirse por Jordania es la oferta que tiene de servicios balnearios, actualmente llamados “spa” (a pesar de ser balnearios de toda la vida) y que la gente identifica automáticamente con el Mar Muerto pasando por alto otros lugares que tienen su propio encanto, entorno y clientela y que también se encuentran por debajo del nivel del mar.

Estoy hablando de las aguas termales de Hammamat Ma'in un precioso oasis a la orilla del mar. Este poco conocido enclave está situado a 60 kms de Ammán lo que significa un trayecto en coche de una hora aproximadamente, pero también cerca de Madaba y del Mar Muerto. En esta zona norte del país las distancias son relativamente cortas lo que hace que uno pueda ir y volver en un día, pero si lo prefiere también puede disfrutar del lugar por un par de días o más y darse un merecido homenaje de salud y bienestar.

El sitio es a la vez idílico e imponente, profundas gargantas de piedras redondeadas por la acción del agua, cañones que penetran en la montaña y el ruido del agua que se precipita desde alturas de 40 metros le transportan en el espacio y en el tiempo. Uno se olvida de todo cuando está allí debajo dejando que el agua resbale por la piel, apoyado contra pared o sentado en alguna de las rocas que sobresalen caprichosamente colocadas para hacer de éste un momento inolvidable. El agua sale caliente, llega a los 60º en alguna de las caídas, si lo puede soportar su cuerpo lo agradecerá ya que esta agua tiene una alta concentración de minerales e hidrógeno sulfurado.

El agua de las cascadas procede de las precipitaciones caídas en las tierras altas del país durante el frío y crudo invierno jordano y alimentan las 109 fuentes termales frías y calientes de este valle. El agua se calienta hasta más de 60º por el efecto de la lava subterránea que hace subir la temperatura a medida que el agua va descendiendo por el valle y llega hasta el río Zarqa.

El lugar es muy frecuentado por las familias jordanas que acuden a relajarse los viernes, su día festivo y si quiere evitar mucha aglomeración de gente mejor evite este día y acérquese entre semana cuando el flujo de locales disminuye y podrá disfrutar en calma de este pequeño paraíso, eso sí, no olvide la toalla y la crema protectora y recuerde que no ha hecho ningún descubrimiento, el rey Herodes ya se bañó antes que Ud.,.

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela