Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » Rusia » Moscú » Transiberiano

Relato de viaje a Moscú - Transiberiano

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Moscú. Si estás pensando irte de vacaciones a Moscú, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Moscú sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,625 / 5 (4 votos)
Usuario  
Enviado por: Rodríguez (9463 lecturas)

DONDE LA TIERRA SE CONGELA
A pesar de haber hecho la reserva correspondiente para continuar viaje, al llegar a Javarovsk, el amontonamiento de gente pugnando por viajar y el desorden y caos que imperaban en la estación, sumados a la pesada maquinaria burocrática, convirtieron la compra en una odisea. Finalmente volvimos a los vagones de segunda.

En Siberia (´tierra durmiente", en lengua tártara) se encuentra nada menos que el polo del frío de nuestro planeta. En Verkhoyansk la temperatura media de enero cae a 50 grados bajo cero. Por algo gran parte de esas vías por las que circulábamos fueron tendidas por presos y desterrados. Y por algo también el carácter hosco de sus pobladores. "Aquí, la tierra se congela hasta cinco metros de profundidad", nos comentaba Yuri. "Y cuando muere alguien su cadáver no puede ser enterrado por varios días".

Desde la ventanilla íbamos observando cómo los bosques caducifolios -ahora con frondosos verdes- iban cediendo lugar a la taigá, donde predominan las coníferas y abedules. Resultaba difícil imaginar el invierno.

Pero no era el único cambio: en Birobidjan los carteles están en dos lenguas, ruso e yiddish, ya que es una región autónoma judía.

ALMORZANDO A LAS NUEVE DE LA NOCHE
Tardaríamos más de un día en remontar paralelamente el curso del Amur. Las horas no parecían pesadas, porque tanto afuera como adentro todo nos resultaba novedoso. Escuchando música -generalmente clásica- a través de los parlantes, jugando a la batalla naval y al ajedrez, leyendo o buscando qué comer: nueces, miel, pimientos verdes, leche, fritos, huevos duros, caviar, queso, comidas enlatadas, todo siempre acompañado por el infaltable chai (té).
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por MoscúViajes a Moscú

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela