Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » Reino Unido » Inverness » AGUA DE VIDA, VIDA DE ESCOCIA...2ª PARTE

Relato de viaje a Inverness - AGUA DE VIDA, VIDA DE ESCOCIA...2ª PARTE

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Inverness. Si estás pensando irte de vacaciones a Inverness, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Inverness sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: LLORENÇ (3613 lecturas)

MARTES  9 DE AGOSTO….11º DIA….
Inverness
 THE LOCH NESS ….EL LAGO. 
Bajamos a desayunar pronto, pero nuestra anfitriona, que estaba corta de recursos, nos hizo esperar más de la cuenta. El truco estaba en ser de los primeros, pues iba atendiendo mesa por mesa, y los últimos en llegar, se tuvieron que esperar más de media hora en que les hiciera los huevos, el Bacón y las tostadas.  Hoy a priori, la ruta iba a ser corta, pues íbamos a dedicar casi un día entero al lago Ness y alrededores….el lago Ness…Es quizás el nombre mas ocurrente cuando se piensa en Escocia, en su “monstruo”, o en su leyenda…. ¿íbamos a entender el porque de tanta fascinación? Cogimos la carretera A-82, y a pocos kilómetros de Inverness, ya divisamos el lago. O mejor dicho, empezamos a ver la parte que deja de ser río en Inverness y se convierte en lago y en canal después. En cada mirador al lado de la estrecha carretera, siempre había varios coches aparcados y decenas de personas, contemplando el lago, probando la temperatura de sus aguas, o simplemente haciendo fotos de las estampas preciosas, casi de postal, que la vegetación nos iba mostrando. 

Al cabo de pocos minutos, llegamos  a una especie de  aparcamiento, donde hay un hotel y un montón de tiendas de souvenirs, con el artículo estrella por todas partes: muñecos de peluche del dragoncito.  Vaya negocio tienen montado con el bicho!!!!!.  El centro de visitantes del lago está en Drumnadrochit, unos metros más adelante.Pero como también éramos turistas, ¿Porque no ejercer como tal? Y compramos los tickets para un mini crucero de una hora por el lago. 15 euros por cabeza para navegar en busca del monstruo….je!!!!De todas formas, hay cosas curiosas en este lago. Nuestra embarcación, la Deepscan, pertenece a un “proyecto”, llamado Operation Deepscan, creado en 1987. Cada embarcación está dotada con un scanner, y a la vez que surca las aguas, va filmando el fondo marino. Obviamente no busca al famoso monstruo, pues de su existencia nadie cree, aunque otra cosa sea el marketing alrededor de él, pero si busca o intenta averiguar las particularidades de este lago.Empezando por sus aguas profundas que en algunos lugares alcanzan los 300 metros de profundidad….contactos a través de ultrasonido con objetos de gran tamaño en el lago en 1987…grietas y túneles que comunican el lago con el mar…y un aura de misterio que invade todo lo relacionado con el lago. Con sus 37 kilómetros de lago… El lago Ness esta situado dentro de una falla geológica, el Great Glen. Esta falla se creó hace más de 400 millones de años, partiendo todo Escocia, en dos, aunque los lagos y un canal le dan el aspecto de unión. Si se contempla detenidamente el mapa de Escocia, se aprecia perfectamente esta partición. 

En el centro de exposición del lago, al cual no entramos, pero si que nos hicimos con las hojas de información sobre el lago que dan a los turistas, se duda muy seriamente de existencia de monstruos en el lago…pero de lo que no se duda ya tanto, es de que hace años, pocos años, algún tipo de anfibio de gran tamaño nadara por estas profundas aguas…todo ello adornado con fotos, algunas totalmente fraudulentas. Pero bueno, navegar por el lago, era algo que nos apetecía. Y en nuestro crucero coincidimos con dos parejas de Ibiza. El capitán de la embarcación, nos iba enseñando los bancos de peces que el sonar captaba y también una cámara de video que iba filmando todo lo que ocurría bajo el agua. Lo mejor del crucero, fue pasar por delante del Urquhart Castle . Visto desde el mar, es aun más precioso que desde la carretera o el interior. Y las imágenes del castillo en alguna película vienen inmediatamente a la cabeza…una curiosidad…la película Lago Ness, tiene escenas de este castillo, pero no está filmada en el lago…. Curioso.El lago estaba tranquilo, sus aguas respiraban paz…y la temperatura no era excesivamente fría…Después de una hora de navegación, nos dejó en tierra y curioseamos las tiendas de souvenirs…un dato….era todo bastante más caro que en otros lugares. Seguimos por la carretera y a pocos metros llegamos al Urquhart Castle . Una cola inmensa para entrar en el aparcamiento, y unos guardias que a medida que otros salen, te van dejando entrar. La entrada al castillo es cara, pero como la teníamos pagada con el Explorer…. 

De nuevo comprobamos que en muchos castillos, lo mejor no es el edificio en si, sino su ubicación. Este, al estar rodeado del lago, y aprisionado por las montañas, era de una belleza extraordinaria. Urquhart fué moneda de cambio entre los diferentes clanes escoceses de la zona. Luchas y más luchas en sus 500 años de historia, para terminar siendo conquistado y destruido por los ingleses.  La  vista desde el lago era preciosa, pero la vista desde la entrada, con el castillo a nuestros pies, era también especial. De fondo una música de gaita le añadía algo más de magia al momento. Pasear por sus ruinas, contemplar las colinas frente al lago, el reflejo del castillo en sus cristalinas aguas, dejar recrear la imaginación de lo que antaño fue una fortaleza, subir a sus torres, sus restos de murallas….el lugar es especial, e intentar relatarlo con palabras es difícil, hay que verlo….y todo ello mientas un chico ataviado con el traje escocés, iba interpretando sonidos escoceses. Dejamos atrás el castillo y seguimos bordeando el lago, hasta llegar a Fort Augustus. El agua que no probamos en el lago, ahora nos caía a modo de fina lluvia. En Fort Augustus, está el principio del canal Caledonian . Caledodian es el nombre de Escocia en Gaelico, la otra lengua escocesa.Literalmente el canal empieza en Inverness, con el río, empalma con el lago Ness, y en Fort Augustus están las primeras esclusas, que sirven para superar los niveles entre los dos lagos. Las embarcaciones van entrando en el canal, por tramos, y con un sistema de esclusas, cascadas y niveles, van ganando altura, hasta llegar al nivel del canal, mas alto que el lago y a través de él, alcanzar el Loch Lochy, seguir hasta las esclusas de Fort William y desde alli el mar…río, un canal y lagos para cruzar toda Escocia por su interior. Nos quedamos un buen rato, viendo el vaciado y posterior llenado de las diferentes “piscinas” y como los barcos iban ganando altura y pasaban a otro nivel. Todo el proceso estaba controlado por unos operarios que decidían la cantidad de agua a trasvasar y su intensidad.

Cruzar todo el canal, podía durar más de 2 horas. Al final de las esclusas, cuando ya se gana el siguiente lago, hay un camino que se adentra al pie de la montaña y que empezamos a caminar. Granjas con yeguas que se acercan buscando comida, alguna embarcación de recreo que pasa por nuestro lado y sobre todo, mosquitos…La lluvia nos iba empapando poco a poco, y antes de lo que hubiéramos querido, dimos por finalizado el paseo. En Fort Augustus, hay una abadía benedictina en restauración cuyo acceso está cerrado para las visitas. Quisimos regresar a Inverness, bordeando el lago por el otro lado, por el Este. La carretera era de las estrechas, de las Single Road. Las extensas arboledas, en algunos momentos daban la impresión de que invadían la calzada y aunque el sol brillaba en algunos momentos, la luz, por la espesura del paisaje, transmitía la sensación de oscuridad. Verde y más verde, árboles y más árboles, y la carretera se enfilaba por las pequeñas laderas de las colinas del Glen Kyllachy. Algunas veces, un pequeño lago, aparecía por arte de magia en una esquina de la carretera, y si no fuera por la cantidad increíble de mosquitos que había cuando parábamos, contemplar el paisaje hubiera sido una nueva preciosidad. Paramos en el pueblo de Foyers, bueno en sus cuatro casas mal contadas, y después de una caminata a través de un descenso de unos 20 minutos, llegamos a las cascadas de Foyers, cuyas aguas, en caída libre van a parar al lago…al lago Ness.Desde el más inferior de los miradores, se podía seguir por un camino, que iba a pie del lago, pero eso hubiera sido ya mucho camino, y la tarde tenía ya pocos minutos de vida. Llegamos a Inverness, y nos dispusimos a buscar sitio para cenar. Tarea difícil. La mayoría de restaurantes estaban ya llenos y había que esperar de 30 a 45 minutos. Terminamos cenando en el Bella Italia , después de haberlo descartado primero, y luego nos fuimos por las calles del centro a pasear, bordeando el río, buscando nuevas imágenes de una ciudad que aunque poco vista, me encantaba. A pesar de hacer poca distancia con el coche, los 140 kilómetros no nos los quitó nadie.  Mañana recorreríamos la bahía de Moray: delfines y cañones, guerra y paz…

MIERCOLES  10 DE AGOSTO….12º  DIA….
Inverness
 ANIMALES Y BATALLAS. 
Intentamos levantarnos pronto para no tener que esperar mucho en el desayuno, y lo conseguimos. Antes de las 9 de la mañana, ya estábamos en ruta, con dirección a Fort George .  Fort George es una gran obra de arquitectura militar. Se alza encima de un pequeño promontorio que se adentra en la bahía de Moray. Terminado en 1769, el fuerte lo construyeron las tropas inglesas a raíz de los alzamientos jacobitas, para evitar nuevas insurrecciones de los Highlanders. Con un sol de justicia nos adentramos en el cuartel, aún en uso como viviendas militares y con la ayuda de una audioguía, empezamos a caminar por dentro del complejo. En Fort George hay varios barracones que siguen siendo usados como viviendas militares. Su ubicación es perfecta para controlar toda la bahía, y aunqué resulta esencial para defenderse por el mar, está pensada para repeler los ataques terrestres. Paseamos por sus murallas, por sus grandes plazas de armas, visitamos las guaridas de los centinelas, su museo armamentístico….Durante el recorrido vimos a numerosas personas vestidas con traje militar y que se acercaban a visitar el recinto… El edificio más bonito es la capilla, situada casi al final del fuerte. De pronto, un grupo de 6 chicas, vestidas con traje militar, subieron por las escaleras que dan paso a la muralla más exterior, la que limita con el mar….Se sentaron en el exterior y empezaron a mirar el mar… ¿que miraban?, ¿que buscaban?...DELFINES…

Sigue leyendo :

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por InvernessViajes a Inverness

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela