Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » Portugal » Setúbal » Lisboa...revisitada

Relato de viaje a Setúbal - Lisboa...revisitada

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Setúbal. Si estás pensando irte de vacaciones a Setúbal, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Setúbal sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: Maria Eugenia (3547 lecturas)

La situación, siempre puede mejorar....

El año pasado vine a Lisboa y caí rendida a sus pies, prometí que volvería y lo hice. Sólo que en esta oportunidad le dedique de forma íntegra mis 34 días en Europa, que bien los vale.
Para aprovechar mejor el tiempo me matriculé en un curso de “Lingua y Cultura Portuguesas para Extranjeiros” (con un valor de 350 euros). Las clases duraron todo el mes de agosto de 14 a 18 horas. Así mientras otros caminaban a la playa yo iba a las clases en la Sociedade da Lingua Portuguesa, cerca de la Plaza Marques de Pombal.
Arrendé un cuarto con una familia por el mes completo (400 euros), hay más baratos, pero este cuartito estaba en el corazón del Bairro Alto , a sólo dos cuadras de la Plaza Camoes. En todos los casos al arrendar pieza dan derecho a cocina y a lavar, con lo que se puede ahorrar algo y al mismo tiempo comer lo que uno quiere, es una buena opción.
A pesar que el mes de agosto resultó extraordinariamente caluroso, se compensó con otras actividades, como largos paseos junto al rìo Tejo, los españoles gustan decir el Tajo, pero nosotros diremos como los portugueses “o Tejo” y visitas nocturnas al Museo del Fado, que ofrecía los días jueves, viernes y sábado, cena con espectáculo de fado por 20 euros. Este precio resultaba más atractivo que las casas de fado tradicionales, además que los artistas, especialmente los guitarristas, eran excelentes.
Como en esta oportunidad conté con más tiempo aproveché de recorrer los museos que no había visitado la vez anterior, así como las iglesias que quedaron pendientes.
En alguna entrevista a Misia que leí en una revista francesa encontré una sugerencia suya para visitar el Restaurante Ponto Final, en Almada, al otro lado del río Tejo, a los pies de la estatua de Cristo Rey. La sugerencia resultó buena, de precio no estaba mal y la comida excelente, observando el tráfago incesante del Puente 25 de Abril . Lo más bonito el retorno, necesariamente a pie, por la otra orilla del Tejo y con una luna llena.... de envidia.
En esta oportunidad decidí cambiar Setúbal por Montijo, así es que crucé nuevamente el río hasta Montijo, (el pasaje cuesta algo más de dos euros en un Transbordador muy cómodo, que a la hora que yo crucé cerca de las 19 horas, va prácticamente vacío. Una vez en la otra orilla decidí seguir más allá hacia el estuario del río Tejo, hasta llegar a una localidad taurina llamada Alcochete, se puede visitar su hermosa plaza de toros y varias iglesias atractivas y caminar por la avenida ribereña al río donde se puede llegar hasta el “Miradouro Amalia Rodríguez”, aunque fui atacada por unos mosquitos del estuario, el paseo resultó bonito y con una inolvidable puesta de sol.
De regreso a Lisboa, encontré el Bairro Alto lleno de actividad, los infaltables tomadores de café en “A brasileira ” y los músicos callejeros, ¿qué más se puede pedir?.
Bueno, al igual que la vez anterior reafirme mi impresión que a Lisboa, hay que ir sin plan previo. Hay que subir por la rúa do Alecrim, imaginando que ese hombre que camina lento por la vereda de enfrente es nada menos que Ricardo Reiss y que esa pareja que va entrando de la mano a la casa de Fernando Pessoa en la rúa Coelho da Rocha, son Isabel y Joaquím, los protagonistas de mi novela “Pasión por Lisboa”, que espero salga publicada a fin de año.
Lisboa, sigue siendo atractiva desde el punto de vista económico, aunque esta vez noté más turistas que el año pasado y algunas calles, un poco faltas de aseo, igual resulta un placer para los sentidos.
Hay que considerar los paseos clásicos, ir por ejemplo a la Pastelería Belem, en el barrio del mismo nombre a comer Pasteis de Nata. Se puede volver a visitar el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belem y el Padrao dos Descubrimientos.
Como en mi viaje anterior no alcancé a ver el Mosteiro de San Vicente de Fora, ahora me tomé toda una mañana para recorrerlo y disfrutar, en sus salas de reyes, momentos inolvidables.
Y ya que uno anda en el barrio pasé de nuevo a ver la tumba de Amalia Rodríguez en la Iglesia de Santa Engracia, que alberga al Panteón Nacional.
Y si de paseos se trata, nada como un recorrido al Parque da Estrela, en el eléctrico 28 que va al Cementerio Os Prazeres. Tómese todo el tiempo del mundo para descubrir cada recoveco de este hermoso parque un pulmón verde en pleno corazón lisboeta.
Los tranvías no son caros, se puede sacar un billete para 5 dias que vale 14 euros y da derecho a utilizar todas las líneas de metro, los autobuses, allá le llaman autocarros y los eléctricos. Además de los llamados tranvías están los ascensores o elevadores.
El elevador da Bica , lo lleva desde el Cais do Sodre hasta el Bairro Alto y lo deja muy cerquita del Museo de la Farmacia si es que a usted no hay Museo que se le escape.
Un día sábado fui a Torres Vedras a ver a unos amigos di de lleno con una fería rural que asaba unos cerdos gigantescos en plena calle, todos los que se acercaron al sitio pudieron disfrutar de un trozo de asado y un vaso de vino.
Y respecto al vino quiero hacer un apunte, los hay para todos los gustos, secos, frutosos, tempranillos, tintos, verdes, blancos, y los camareros no suelen recomendar el más caro, sino el mejor, y sí por allí le ofrecen vino de casa no lo rechace siempre resulta bueno.
A pesar del calor, y aunque vaya en verano, no deje de visitar la Casa do Alentejo en la calle Portas de Santo Antao, a un lado del Teatro Nacional,. Se come allí un cocido Alentejano (15 euros) que lo recordará toda la vida.
Antes de regresar, el día 3 de septiembre, la ciudad premió mi amor por el fado con un concierto de entrada liberada de Camané y Carlos do Carmo, en la Torre de Belém, el que sólo pude ver por televisión, ya que los preparativos de mi regreso, y tratar de meter 40 kilos en una maleta que evidentemente hace sólo 20, me dejaron agotada.
Pero días antes vi a Camané en las ruinas del Convento de Carmo, en O Chiado y hasta conversé con él y le tomé algunas fotos. Ese mismo día actuó también el guitarrista Ricardo Rocha, al que nadie le puede criticar que le falta técnica.
En cambio a otro guitarrista que vive en el barrio de Pontinha y que fui a visitar a su casa: José Lucio Ribeiro, nadie le puede criticar que además de técnica tiene un corazón muy generoso, compartió conmigo parte de sus conocimientos del fado, me mostró su colección particular de instrumentos de cuerdas, con más de 480 piezas, entre ellas una guitarra tocada, nada menos que por Severa. A él lo contacté por Internet y me tenía preparado un set de material informativo y un CD con los mejores guitarristas de Portugal. (José Lucio: representas lo mejor que tiene Portugal, su gente).
Bueno entre clases de gramática y verbos subjuntivos, en los cuales nuestro querido profesor José Antonio, ponía todo su empeño, pasaron rápidamente mis 34 días de vacaciones. Los fines de semana, me escapé a las Islas Azores, a Porto y a recorrer el Alentejo, pero eso lo contaré en otros diarios.
Me quedaron todavía muchas cosas por ver de Lisboa, así es que comenzaré nuevamente mi plan de ahorro y en un año o dos, si Dios me ayuda, estaré nuevamente en Portugal, que a estas alturas siento como mi segunda patria.
El 3 de septiembre partí de Lisboa con regreso a Chile, y ya estoy con saudade muita saudade.....
Para cualquier consulta escribir a
Maria Eugenia
mvargaspasten@gmail.com

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por SetúbalViajes a Setúbal

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela