Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » Portugal » Porto » Entre vinos y Ribeiras, Oporto

Relato de viaje a Porto - Entre vinos y Ribeiras, Oporto

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Porto. Si estás pensando irte de vacaciones a Porto, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Porto sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

:-( sin votos
Usuario  
Enviado por: LLORENÇ (2246 lecturas)

  Pero OPorto tiene más rincones, más lugares escondidos y sorprendentemente bellos, donde parece que el tiempo, sencillamente se ha olvidado de seguir avanzando, y como en una mezcla imposible, se rodea de la modernidad más vanguardista, con tiendas de última moda, al lado de iglesias con fachadas de azulejos.

  La Catedral, al lado del gran Palacio Episcopal, ofrece desde su plaza, unas vistas inmejorables de la ciudad y de la omnipresente Ribeira. La Catedral, tiene un magnifico retablo y unas figuras escultóricas de madera en los laterales, que son dignos de ver. La visita a la Catedral, se puede complementar con la visita, pagando 3 euros, de su claustro y su museo. Desde las cercanías de la  Catedral, se puede acceder a lo alto del puente Luis I, el puente de OPorto,  pasear desde las alturas y observar las vistas más espectaculares de toda la ciudad, del Duero, de los barcos navegando por sus aguas, de  la ciudad ribereña colindante…y del metro que pasa por encima del puente. Es un observatorio,  un nido de águila excepcional, donde las cámaras fotográficas echaran humo, y nuestra memoria no tendrá capacidad suficiente para poder guardar todos los matices desde lo alto de un puente….

  Una vez cruzado, un teleférico,  nos puede descender hacia la ribera de Vila Nova de Gaia, a cambio de 6 euros, y desde allí, emprender un apasionado descubrimiento de bodegas, vinos, matices y sabores. Infinidad de marcas, de bodegas, inundan Vila Nova de  Gaia, y tan sólo nuestra intuición, o nuestra economía nos harán decidir por cual bodega elegir. La mayoría hacen visitas guiadas en varios idiomas, y donde al final se obtiene una degustación de varias variedades del vino. Otras tan solo se decantan por la degustación sin más.  Cada bodega tiene su historia, su aroma, su particularidad, y hay que aprender cómo se elaboran estos caldos, y poder después probarlos.

  Si el vino no nos ha subido demasiado, y tenemos ganas de caminar, podemos cruzar de nuevo el puente Luis I, por el paso inferior, rivalizando el espacio con los coches y los peatones, y tomar el Funicular dos Guindais, que sale de los pies del puente, para dejarnos cerca de la Plaza de la Catedral.

  De nuevo en el casco viejo, debemos acercarnos al lugar más mágico de toda la ciudad, a la librería de Harry Potter, la  Livraria Lello. Cruzar su puerta es entrar de golpe en una película del aprendiz de mago,  con una espléndida decoración modernista, y esperar que en un momento u otro, los libros salgan de sus estantes y se pongan a volar por el local. La escalera de caracol, es impresionante, y toda la librería respira un ambiente imaginario, de magos y brujos….lo único que desearía, es que esa ficticia magia, fuera suficiente para hacer desaparecer a todos los turistas que llenan la librería y que impiden disfrutar de ella, como se merece. Si quiero volver a pasear por sus pasillos llenos de libros, mirare alguna de las películas del Potter, donde la librería cobraba vida en una película.
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por PortoViajes a Porto

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela