Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » España » Valle de Boí » Los Caminos tradicionales del Valle de Boí

Relato de viaje a Valle de Boí - Los Caminos tradicionales del Valle de Boí

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Valle de Boí. Si estás pensando irte de vacaciones a Valle de Boí, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Valle de Boí sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: Dunia (2157 lecturas)

Recorrer los encantos naturales del Valle de Boí, es adentrarse en uno de los paisajes más embriagadores de Cataluña. Transitar los caminos que una vez formaron parte de la vida de cercanos antepasados para los que no existía ningún vehículo más que sus propias piernas. A pie recorrieron aquellos hombres largos trayectos para; ir a vender ganado a las ferias que se celebraban por el entorno, presenciar las fiestas del lugar o incluso, a pie, se dirigían a cortejar a la soltera con la que se querían casar.

Estos caminos de larga tradición en el tiempo, con sus más de treinta kilómetros de recorrido que unen todos los pueblos del valle, son actualmente la mejor forma de descubrir historia, paisaje y costumbres del Valle de Boí. Hombres y animales se han desplazado a pie durante muchos años para recorrer las distancias que separan un pueblo de otro. Por suerte los caminos siguen ahí, esperando nuevos caminantes que quieran adentrarse en ellos, que quieran respirar el aire tamizado por los árboles, que quieran quedar deslumbrados por las joyas naturales que encontraran a su paso. Disfrutar de la fauna y de la flora que este bello lugar tiene que ofrecer a quien le guste admirar la belleza de la madre naturaleza. Una clase de historia práctica nos acompañará durante el camino, desde la visualización de paredes de piedra seca hasta los caminos adoquinados, construidos con el sudor de hombres que con paciencia y esmero, colocaron piedra tras piedra y que siglos más tarde podemos recorrer los nuevos caminantes.

La diversidad de rutas es amplia, de corto o largo recorrido con diminutos desniveles o grandes pendientes, pero con un factor común propio, el de formar parte de un entorno privilegiado, aquél que se extiende por el Valle de Boí y sus entrañables poblaciones. Desde Cóll, la población más meridional del conjunto, se puede llegar a Pont de Saraís en media hora. Desde el Pont de Saraís se puede llegar hasta Barruera en hora y media y sin apenas desnivel, resiguiendo en algunas ocasiones el río Noguera de Tor. O hacer un trayecto el doble de largo y con un desnivel de 355 metros desde el Pont de Saraís a la población de Durro y que atraviesa prados verdes, bosques de pinos y poblaciones abandonadas. Desde Durro podemos seguir subiendo hasta la población de Boí, este recorrido de tres kilómetros y medio, tiene fantásticas panorámicas ya que se atraviesa un gran peñascal y es posible contemplar la Roca d'Espàs de 1.438 metros de altitud. 

Durro es un buen lugar para explorar la fauna del Valle de Boí, con rutas de aproximadamente dos horas y media, de poca dificultad y que integran la visita a la interesante Ermita de Sant Quirc, situada a 1.486 metros de altitud. Cerca de la pista forestal se encuentra un mirador con espectaculares vistas del Valle de Boí y a continuación se recorren bosques y prados. Desde Durro es posible llegar a Barruera en poco más de hora y media, cruzando el río Noguera de Tor por el antiguo puente de piedra, aunque hay que salvar un desnivel de 275 metros, la subida se hace siempre por dentro del bosque, entre paredes de piedra seca por un agradable camino. Desde Barruera hay una pequeña ruta de poco más de dos kilómetros que llega a Cardet y que nos satisface con el paisaje de la presa de Cardet

Si nos interesan las poblaciones más septentrionales del Valle de Boí, entonces hay rutas que parten desde Caldes de Boí hasta Erill la Vall o Boí y que recorren los poco más de cinco kilómetros de distancia en poco más de dos horas. El camino que llega a Erill la Vall lo hace a través del Camino Carrera Forat, por terrenos abiertos y bosques. El que llega a Boí, lo hace a través del Camino de Roquetes, entre magníficos márgenes de piedra seca. Otra de las rutas cortas que pueden hacerse en la zona, es la que une las poblaciones de Boí y Taüll. El trayecto de poco más de un kilómetro, recorre tramos con restos del adoquinado original de los antiguos Caminos tradicionales.  Éstas y otras rutas son posibles de disfrutar durante todo el año, remontando ríos, atravesando zonas de siega, prados, paredes de piedra seca, barrancos y miradores de espectacular belleza.

Sigue leyendo :

Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Los Caminos tradicionales del Valle de Boí
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela