Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » España » Sevilla » Tiene un color especial

Relato de viaje a Sevilla - Tiene un color especial

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Sevilla. Si estás pensando irte de vacaciones a Sevilla, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Sevilla sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (5 votos)
Usuario  
Enviado por: ropavieja (678 lecturas)

Así reza un estribillo folclórico refiriéndose a Sevilla. Puede ser que esta afirmación sea real, puede ser también que ese sol que brilla casi todo el año contribuya a ello. Cuando más de medio país se congela, se cierran carreteras y se incomunican pueblos a causa de la nieve y del hielo, en Sevilla se puede pasear en mangas de camisa y tomar una cerveza o un vino fino sentado en la terraza de un bar, acompañado por una ración de  pescadito frito. El motivo de mi viaje a esta capital del sur ha sido unas reuniones de trabajo. Al acabar estas, necesito despejar la mente y estirar las piernas. Qué cosa mejor que apretarse los cordones de las botas y callejear sin rumbo por las incontables calles, vías y callejones llenas de naranjos y flores, que parecen estar siempre de fiesta.

Sin caer en tópicos…, la calle Sierpes , con sus comercios de moda me traslada hasta la plaza de la catedral, a la señorial y admirada Giralda, quiero contar algo sobre esta torre… en uno de sus lados existe un reloj, el cual nunca es iluminado por el astro rey. En el centro de la plaza se celebra una protesta de los colectivos de gais y lesbianas, muy cerca se encuentra la sede oficial de la Iglesia católica, esta institución se ha negado a  apoyar una propuesta a nivel internacional para despenalizar esta condición sexual en el mundo.

Sigo callejeando, no es más diferente que en otras ciudades, son muchos los rincones bucólicos, pequeños barrios como el de Santa Cruz, con sus patios andaluces, encerrando, guardando, pequeñas y grandes historias. Continuo hasta la coqueta Torre del Oro, hace ya un rato que la noche se adueño de la ciudad, así que mientras cruzo el puente de San Telmo , la veo reflejada sobre las aguas del río Guadalquivir.

Sevilla es también escenario de folclóricas y etílicas procesiones en la Semana Santa, de ruidosas y exhibicionistas ferias festivas, y de clasistas peregrinaciones rocieras. Sin duda alguna, la capital andaluza es un importante motor cultural y vanguardia de la Comunidad Autónoma. También es tierra de señoritos, caballos, toros y faralaes. La atracción, el magnetismo que me producen las piedras: museos, monumentos, ruinas arqueológicas…, disminuye con los viajes que poco a poco voy sumando. Necesito de los espacios abiertos, de la generosa naturaleza que se desborda ante mí. También y sobretodo de las personas.

Al atardecer me encamino hacia el río, una serie de puentes vanguardistas comunican la ciudad desafiando la gravedad. Mi paseo dura varias horas, mirando, observando. Hay algo que me sorprende gratamente, los Sevillanos usan la bicicleta como medio de transporte alternativo, claro… la ciudad ha sido preparada para facilitar esta actividad. Qué diferente, qué distinto es el sur respecto al norte de mi país. Alguna vez me pregunto como podemos formar una unidad territorial.      

Tiene un color especial
Tiene un color especial
Tiene un color especial
Tiene un color especial
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por SevillaViajes a Sevilla

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela