Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Europa » España » Sevilla » La Casa de Pilatos, testigo de la grandeza y la injusticia en España

Relato de viaje a Sevilla - La Casa de Pilatos, testigo de la grandeza y la injusticia en España

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Sevilla. Si estás pensando irte de vacaciones a Sevilla, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Sevilla sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: Pilar Bernal Maya (1573 lecturas)

Callejeando por Sevilla te asalta, como por sorpresa, este palacio de estilo plateresco con azulejos mudéjares que vive semi escondido en el centro de la ciudad. Tiene ya bastantes años, muchas historias vividas e interminables almas han pisado por sus salas, patios y jardines desde antaño hasta nowadays, que permanece abierto al público todos los días de la semana.

Numerosos secretos le han sido desvelados e injusticias mostradas. Empezando por la que forjó su origen, ya que el edificio que vemos ahora se fue construyendo sobre otro mucho más humilde que pertenecía a un judío converso de aquellos a los que los Reyes Católicos de España tuvieron a bien confiscarles sus pertenencias, con la ayuda de la Santa Inquisición, por supuesto.

De modo que las posesiones de los herejes salieron al mercado convirtiéndose en auténticas oportunidades y los Enríquez de Ribera, matrimonio formado por Pedro Enríquez (Adelantado Mayor de Andalucía) y Catalina de Ribera - ella, prima hermana del arzobispo de Sevilla de entonces- iniciaron las obras de ampliación del palacio a finales del s.XV, tras adquirirlo. Concretamente, en septiembre de 1483 están fechadas las escrituras de compra de la futura residencia familiar -conocida años después como Casa de Pilatos .

La obra la finalizó el hijo de ambos, Fabrique de Ribera, primer marqués de Tarifa, de quien procede el singular nombre de esta casa en la que -con toda seguridad- Pilatos nunca habitó. Por lo que cuenta la tradición popular, cuando Fabrique volvió a Sevilla de su peregrinación a Jerusalén en 1519, instauró un Via Crucis desde la casa palacio hasta la ruz del Campo -un monumento que aún existe en el barrio de Nervión de Sevilla, junto al que está construido la Fábrica de Cerveza que recibe su nombre: Cruzcampo.

Fabrique contó que los pasos desde su casa palacio hasta la Cruz del Campo eran los mismos que había desde la casa de Poncio Pilato en Jerusalén hasta el Calvario donde cruxificaron a Jesús. Y ese fue el origen de su singular nombre que perdura hasta ahora.
La perpetuación de este Vía Crucis a lo largo de los años fue el germen de la Semana Santa en Sevilla.

Sigue leyendo :

Casa de Pilatos, Sevilla, España
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de Dunia lunes, 30 de agosto de 2010 Dunia dice:

    Interesantísimo. Felicidades por el relato.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por SevillaViajes a Sevilla

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela