Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Australia y Pacífico sur » Filipinas » Roxas City » Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar

Relato de viaje a Roxas City - Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Roxas City. Si estás pensando irte de vacaciones a Roxas City, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Roxas City sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: Gortxu y Ra (1615 lecturas)

Puerto Princesa-Cocoloco, 14 de septiembre

Como si de una nave espacial se tratase habíamos decidido prescindir de parte del equipaje así que nos acercamos a la oficina de correo para mandar a Bilbao un par de zapatillas y la mochila de la cámara No había opción de transporte marítimo por lo que el montante del correo vía avión ascendió a 3500php por 8 kilos. El triciclo nos cobró 30php  por llevarnos desde el hotel hasta la oficina de correos y 80php más por esperar y llevarnos hasta la parada de autobuses de San José.

Nuestra intención inicial era subir a Roxas en una van por ser más rápida pero el mínimo para que saliese era de 8 personas, aún nos faltaban tres. Como a las 10 de la mañana salía un autobús regular. El tiempo era mayor, 3 horas y media frente a 2 y media, pero sin lugar a dudas sería más entretenido  Le volvimos a insistir al conductor de la van con cuantos pasajeros saldría y como en esta ocasión nos dijo que 10 cogimos las mochilas y nos marchamos al autobús justo cuando éste salía.

Poco antes de llegar a Roxas comenzó a caer el enésimo diluvio universal. Llegamos a la estación de autobuses que estaba casi impracticable por el barro. El triciclo que nos llevó hasta la oficina de Cocoloco en el puerto tuvo serias dificultades para salir, y en más de una ocasión pensamos que nos teníamos que bajar para sacarlo del barro. Con semejante tormenta era imposible tomar la banka hasta la isla así que fuimos a un restaurante cercano a comer mientras el tiempo escampara.

Una hora más tarde estábamos camino de la isla de Cocoloco. El tiempo no era el idóneo pero aún así la isla era el paradigma de lo que se espera del trópico. Era pequeña y su centro lo constituía un auténtico vergel de árboles que llegaba casi hasta la costa. Un anillo de fina arena blanca circundaba toda la isla y separaba al mar de la vegetación. A nuestra llegada una empleada nos dio la bienvenida y nos ofreció un coco mientra leíamos las normas y condiciones del alojamiento. La isla fue arrendada hacía 15 años por un suizo y montó un sencillo “resort” sin pretensiones con precios muy ajustados. Posteriormente se añadió un centro de buceo.

Sigue leyendo :

Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar
Filipinas VIII, sobre como conocimos la isla de Crusoe y nos costó marchar

Videos

Cocoloco
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Roxas CityViajes a Roxas City

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela