Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Asia » Vietnam » Hanoi

Relatos de viaje a Hanoi. Infórmate para tus vacaciones en Hanoi

Todos los relatos de nuestros usuarios para preparar tu viaje a Hanoi. Si estás pensando irte de vacaciones a Hanoi, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Hanoi sea más interesante y barato.
Región
País
Localidad
Contenido
Usuario  
Enviado por: LLORENÇ (1835 lecturas)

HANOIVietnam, es como un inmenso manto verde de arroz. Vietnam es como una coctelera de sabores, de olores, de perfumes. Vietnam es una idea traspasada a la realidad. Vietnam es un viaje, es el viaje, la experiencia.La pacifica tierra de los VIet, me recibe con una bofetada de calor y de humedad. Es el peaje a pagar para disfrutar de unos lugares que tan solo existían en mi imaginación, y que ahora, comprobaré que son tan ciertos como la reconocida fama de su cocina.La capital Hanoi, a punto para celebrar sus mil años de vida, está situada a unos 35 kilómetros del aeropuerto. 45 minutos por la llamada carretera principal, transitada por granjeros arrastrando carros con bueyes, por ciclistas, por peatones, por vetustas furgonetas y coches de lujo. Al lado de la carretera, las principales fábricas de electrónica mundial, realizan la rutina diaria de cientos de trabajadores uniformados entrando en riguroso orden en sus instalaciones. Rigurosidad soviética. La carretera termina en los suburbios de Hanoi, unos barrios que no ofrece una visión agradable de todo lo que después la ciudad enseña. Casi 5 millones de habitantes, viven en una ciudad con más de de 2 millones de motos. Es una locura, andar por sus calles, atestadas de tiendas, de personas sentadas en la calle, de carros, de puestos de comercio, de escaparates que son una extensión de los portales, de gente, turistas, creyentes haciendo ofrendas, motos, miles de motos, y calor….mucha calor. Hanoi, la ciudad de la curva del rio, ofrece un abanico de lugares para visitar, que se ocultan entre las multitudes de motos que sin orden ninguno, inundan las calles…y las aceras. Los vietnamitas han aprendido a cubrir parte de su rostro con una mascarilla, para evitar la polución, el contagio o simplemente llamar la atención. Pero Hanoi no se cubre, se descubre al mundo.La casa cinematográfica de Hanoi, presenta las jornadas de cine Vietnamita, y una selección de películas rodadas en el país, o bien sobre su historia, se exhiben en este mes de agosto del 2010. Vietnam ha aprendido de su historia, y ha sido capaz de contarla, sin pudor.Descubrir Hanoi, es tener la mente abierta para soportar el trasiego sin fin, de personas que vienen y van, o que se ubican, quietas en los portales de las casas. El lago de Hoan Kiem, o lago de la espada recuperada, es el primer remanso de paz, dentro del bullicio en el que estoy. Si madrugo, podré ver a grupos de vietnamitas practicando Tai Chi, o de atletas que recorren la orilla del lago, todos en el mismo orden, en el mismo sentido, mostrando una organización soviética, aprendida a través de los años. Si la coreografía de las gentes me lo permite, puedo recrearme observando el templo de Ngoc Son, y preguntarme como se llega a él, pues su ubicación dentro de una pequeña isla dentro del lago, y sin conexión ninguna con tierra firme, es toda una curiosidad. El amanecer, con una ligera neblina que abraza el lago, proporciona una de las estampas más bucólicas de la capital. Aunque parezca mentira por su color, el lago está poblado de tortugas, que rara vez salen a la superficie, y dice la leyenda que aquel que consiga ver una, tendrá mucha suerte en la vida….Si no vemos vietnamitas ejercitándose, seguro que veremos a parejas de novios, haciéndose fotos con sus vestidos de boda. Y la mayoría de ellas, terminan eligiendo para sus fotos, el puente The Huc, el puente del Rayo de Sol. Agua, árboles, un puente de madera de color rojo, neblina y novios. Postal bucólica que los lugareños conocen y cultivan. Hay que traspasar el puente de madera, y entrar en el Templo de la Montaña de Jade, el Den Ngoc Son. Uno de los templos mas venerados de la ciudad, y donde los vietnamitas queman dinero a modo de ofrenda en unos cuencos de madera en la entrada. Dinero falso, pero dinero que hay que comprar con dinero auténtico. El humo de la ofrenda, se mezcla con el humo del incienso, y camuflan un poco el olor de papel quemado que inunda la entrada. Dentro, previo pago de 2 euros, una sucesión de varias salas, cada una con altares diferentes, con ofrendas a modo de alimentos, de bebidas, de tabaco, y de más dinero, pero esta vez dinero de verdad. Quizás los espíritus de la tierra, a los que está dedicado el templo, se empeñen en salir de noche, y recoger las ofrendas frutales que se depositan en unas mesas al borde del agua.En los alrededores del lago, destaca la estatua de bronce de Ly Thai To, fundador de la antigua capital imperial de Thang Long. A los pies de la estatua, flores, incienso, y algo que aprendí que abunda en todo el país: Los bonsáis. En la misma acera de tan ilustre personaje, se encuentra uno de los muchos teatros que ofrecen el espectáculo de las Marionetas de agua. El Teatro Thang Long, nos ofrece 60 minutos de música tradicional, de marionetas moviéndose por el agua en un guión fácil de seguir aunque no se entienda ni una sola letra de lo que se habla. Curiosa tradición milenaria, fiel expresión de una de las costumbres más antiguas de la cultura vietnamita. Dragones que escupen fuego, un relato con toques de tradición campesina, marionetas de madera que parece que floten sobre una inmensa piscina de agua, y en el aire, la sensación de ver un espectáculo único con una duración justa y apropiada. Las calles adyacentes al teatro de las marionetas, nos adentran al Barrio Viejo: la ciudad más tópica, la más comercial.El barrio viejo, lleno de ruido, de actividad, de comercios… lleno de vida, es el barrio más autentico de todo Hanoi. Hace más de 700 años, los artesanos de entonces se fueron agrupando por zonas, en los alrededores del rio Rojo. Su misión, abastecer al palacio.
...

Usuario  
Enviado por: Raquel (21053 lecturas)

Duración del viaje:  3 meses aproximadamente. La aventura comienza el 25 de enero de 2009.  
Nuestro viaje transcurre durante los meses de febrero, marzo y abril de 2009. Una aventura que no olvidaremos jamás y de la que hemos aprendido un montón de cosas.  
Una vez más comprobamos que la idea que tenemos en occidente de Asia es completamente diferente a lo que es en realidad. Asia es diferente de todo lo que conocemos, pero el calor de su gente  hace que te sientas como en casa.
...

Usuario  
Enviado por: deivit4u (691 lecturas)

La Planificación.
El viaje lo he organizado por mi cuenta. Todo comenzó con una oferta de vuelos que encontré a Bangkok, y como no tenía claro dónde ir durante el mes de agosto, me lié la manta a la cabeza.
El recorrido fue surgiendo conforme iba leyendo e informándome en la red y en las guías de viajes.
Un consejo útil si quieres montar una ruta por tu cuenta y no sabes cómo es ir a la agencia de viajes más cercana y pedir un folleto sobre el destino en cuestión. A mi me ha servido para tener claro qué hay que ver en cada sitio y cuánto tiempo hay que dedicarle, más o menos.
Itinerario que realizaré: En esta primera parte del viaje a Tailandia, visitaremos Bangkok y Chiang Mai. Luego regresaremos a Bangkok para coger un avión a Ho chi minh (Saigón). En Vietnam visitaremos Ho chi minh, Cao dai, Cu chi, delta del Mekong, 1 día en Can tho, My tho, regresaremos a Ho chi minh y cogeremos avión hasta Hanoi. En Hanoi, visitaremos la ciudad, la bahía de Halong (minicrucero de 1 día y medio) y finalmente haremos una excursión a la Pagoda Perfume a 75 km de Hanoi.
...

Usuario  
Enviado por: Nuria Trotamundos (5236 lecturas)

© Nuria Millet Gallego
...

Usuario  
Enviado por: elmundoenbici (18734 lecturas)

Una vez hice un viaje increible ...
...

Usuario  
Enviado por: Mystica (21057 lecturas)

La idea de hacer este viaje, surge por la necesidad de conocer el mundo en que vivimos ... Disponiamos del tiempo suficiente y era el momento de aprovecharlo.
Escogimos Asia, porque queriamos algo diferente a lo que estabamos acostumbrados. Queriamos conocer otra cultura, otra forma diferente de vivir y ver la vida. Y aunque surgieron otros destinos, al final nos decidimos por Tahilandia, Vietnam, Camboya y si el tiempo nos lo permitia, visitar Malasya (Kuala Lumpur) e Indonesia (Bali).
Teníamos claro que sería un viaje a nuestro aire, haciendo en cada momento aquello que realmente nos apeteciera. Y decidimos comprar los billetes de ida y vuelta, y todas las demás gestiones (hoteles, transporte...) hacerlas sobre la marcha.
Compramos los billetes Barcelona - Bangkok con escala en Roma, en TerminalA. Con salida el dia 5 de septiembre y regreso el dia 17 de octubre. El viaje tendría una duración total de 43 dias.
Organizar el recorrido y documentarse sobre los sitios que ibamos a visitar fue todo un reto que llevó su tiempo.
Una vez todo a punto, solo faltaba esperar....
El dia 4 de septiembre, a las 9'30 pm cogemos el tren que nos lleva al aeropuerto del Prat. Tenemos que esperar hasta las 6'30 de la mañana para que salga nuestro vuelo....
Cuando llega la hora, facturamos las maletas y en una hora y media, estamos en el aeropuerto de Fiumichinno en Roma.... dos horas de espera, y de nuevo embarcamos con Air China, donde pasaremos once horas más....
Llegamos a Bangkok a las 5'30 am. del dia 6 de septiembre.
En el aeropuerto, ya se respira otro ambiente.
Cogemos el autobús que nos llevará en una hora y media aproximadamente al barrio de Banglamphu, donde se encuentra la conocida calle Khao San Road .
No dejamos de alucinar mientras el autobús recorre la ciudad....
Son las 6'30 de la mañana y en la calle hay mucho ambiente....Niños vestidos de uniforme dirigiendose a la escuela, puestos de comida, autobuses llenos de gente.
Cuando llegamos a la zona de Khao San Road, buscamos una Guest House,
donde poder ducharnos y pasar la noche.
Nos decidimos por el New Siam 600 TBH (recomendado por la Lonely Planet). Nos damos una ducha, y volvemos a la calle.....
Khao San, empieza a despertar, y nos damós cuenta, de que aquí, conseguiremos
lo necesario para cumplir nuestro viaje.....
En una sola calle, puedes encontrar agencias de viaje que te ofrecen billetes a cualquier parte de Thailandia, o Asia, ya sea en avión, tren, autobús o barco. Tu decides.
Viajar por Asia, es así de fácil.
En una agencia, dejamos encargados nuestros visados para dentro de cuatro dias...(aunque os acosejamos siempre que compareis precios...que las prisas son siempre mala cosa para comprar billetes, Podemos decir a dia de hoy que es la única transacción económica en la que nos sentimos un poco estafados. En el visado a Vietnam....pagamos 40 eurazos...casi el doble)
...

Usuario  
Enviado por: Carlos Manzano (5516 lecturas)

Se quiera o no, hay un acontecimiento que siempre está presente cuando se habla de Vietnam: la guerra contra los Estados Unidos de Norteamérica. Hay tanta literatura y tantas películas realizadas sobre el tema que es difícil oír hablar del país sin imaginarnos a los helicópteros de combate sobrevolando las poblaciones rurales, asesinando campesinos en masa o arrasando cientos de hectáreas con napalm. Pero lo cierto es que quien visite Vietnam ignorando por completo lo que allí sucedió hace poco más de veinticinco años (si pudiera existir alguien así) difícilmente encontrará algo que le haga recordar la dramática contienda. Resulta sorprendente cómo un país devastado por miles de bombas ha conseguido superar sin traumas aquella tragedia y se dirige hoy hacia un futuro incierto pero esperanzador con el aplomo y la serenidad de quien apenas ha sufrido contratiempos en su existencia. Su capacidad para asumir adversidades y desgracias parece casi ilimitada. Si hubiera que definir a Vietnam con alguna frase enjundiosa u ocurrente, me permitiría copiar a Federico Ruiz, director de la compañía de viajes Hasia de Hanoi, en su descripción los vietnamitas:
"Para quien escribe este librillo, el elemento que mejor describe a los vietnamitas es el agua. Son fluidos. Se adaptan con extrema facilidad al contenedor, sin dejar de ser lo que son. No tienen aristas. Sus perfiles no están bien definidos. Se mezclan muy bien con otras aguas. Son suaves y limpios. Dispuestos a renunciar incluso a una porción de sí mismos sin por ello perder su esencia. El agua es agua ya esté en una botella o en una copa; ya se divida en dos o doscientas partes..."
Además, los ríos y el propio Mar de China son tan fundamentales como el aire o los bosques tropicales. El Mekong, con sus desbordamientos anuales, ha hecho de Vietnam uno de los países con mayor producción de arroz del mundo. Los ríos han sido durante siglos el medio de transporte más rápido y eficaz. El mar, además de proporcionar un sector pesquero básico en su alimentación y su economía, facilitó la incursión (o dicho en otras palabras, la invasión) de otros imperios que han ido dejando su poso hasta convertir la cultura vietnamita una elegante mezcla de tradiciones, arquitecturas y formas de vida que tienen tanto de propias como de japonesas, chinas o francesas.
Debido al poco tiempo de que disponemos (apenas 15 días), llevamos organizado desde España tanto el alojamiento como los desplazamientos, un sistema de viaje que nos funcionó bastante bien el año pasado en Tailandia. Sin embargo, organizar los traslados y las excursiones directamente desde Vietnam es muy fácil, hay numerosas agencias que facilitan las gestiones y que ofrecen al viajero innumerables posibilidades. Algunas de las más famosas son el Sinh Cafe, el Kim Cafe o Queen Travel (esta última sólo trabaja en Hanoi). En cualquier guía actualizada se pueden encontrar las direcciones de estas compañías. Asimismo, todas ellas disponen de página web.
...

Sigue leyendo :

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela