Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Asia » China » Pekín » China, las grandes ciudades

Relato de viaje a Pekín - China, las grandes ciudades

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Pekín. Si estás pensando irte de vacaciones a Pekín, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Pekín sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,66667 / 5 (7 votos)
Usuario  
Enviado por: Brisbrisbros (3497 lecturas)

Somos Xavi y Neri, queremos contaros nuestra experiencia en China. Nuestro viaje tuvo lugar en el mes de Julio del 2008, partimos de Barcelona con las mochilas a la espalda y con la ruta mirada pero sobretodo flexible a los acontecimientos que pudieran suceder. Todo indicaba que lo que íbamos a vivir sería totalmente diferente a lo que anteriormente habíamos sentido, pues China es otro mundo. Hicimos muchas cosas en China, pero queremos centrarnos en contaros algo acerca de las grandes ciudades en las que estuvimos: Beijing, Xi’an Shanghai y Guangzhou. China es un país de contrastes, una cosa es el ambiente rural por ejemplo en Yangshuo y otro mundo son las grandes ciudades. Si se quiere conocer la realidad china no se puede prescindir de ninguna de sus caras.

La impresión general que producen las grandes ciudades se puede resumir en una sensación de total control por parte de las fuerzas de seguridad, incluso roza la paranoia, hay mucha gente en todas partes, se vive bajo una actividad frenética y todo tiene un punto caótico causado por no entender como funcionan las cosas, por ejemplo el tráfico, pero al final uno constata que, a su manera, funcionan. El carácter de los chinos es abierto, inquieto y muy ruidoso, lo que los hace encantadores. La organización de las ciudades se rige por los puntos cardinales, es fácil cuando uno esta allí verse buscando la estación del Este ó la calle del Norte ó la puerta Sur… Se hace extraño pues en nuestras ciudades no tenemos percepción de la orientación y en cambio ellos parecen tener una brújula en la cabeza. Otra característica importante es que en verano hace un calor y una humedad increíbles, y hay algún que otro mosquito despistado, proporcional a la población china.

Beijing, que literalmente significa capital del norte, es la capital de la china des del 1403 y tiene 17 millones de habitantes. Como se adivina, en Beijing hay cultura, palacios, jardines y cosas que ver para disfrutar durante meses, pero también hay bulevares, tiendas de moda, tecnología y una férrea voluntad de subir al carro del desarrollo. En consecuencia en Beijing conviven, con más o menos armonía, dos espíritus: el de lo moderno y el de lo tradicional. Hicimos una parada de 5 días, alojándonos en un Youth hostel en el hutong Shijia (los hutong son los callejones que forman parte del casco antiguo de la ciudad, alojarse en ellos es muy recomendable para vivir el espíritu tradicional).  Vimos lo que consideramos más importante: La plaza de Tian’anmen, una plaza inmensa donde hay poco que ver pero resulta interesante por su trascendencia histórica, solo se puede acceder a ella a través de pasos subterráneos donde hay controles policiales idénticos a un aeropuerto, con scanner para bolsas incluido. La Ciudad Prohibida , queda justo al Norte de la plaza de Tian’anmen, es la antigua residencia de los emperadores chinos, se necesita una mañana para hacerte una idea de lo grande que es. Además de los palacios, las murallas y las explanadas, hay miles de salones con exposiciones sobre arte, vestido, caligrafía y utensilios.

El Templo del Cielo , un precioso complejo que alberga varios templos circulares y jardines. El Mercado de la Perla , al lado del templo del Cielo , un complejo comercial vestigio de un antiguo mercado de perlas. Hoy en día se puede comprar de todo: té, ropa, hasta tecnología (cuidado con la compra de tecnología a precios de risa, lo barato sale caro, tuvimos nuestra experiencia). Los jardines de Beihai y el Palacio de Verano , vale la pena pasar una mañana o una tarde paseando en ellos, admirando los puentes, edificios, pagodas, puertas, lagos y los jardines al mas puro estilo oriental. La muralla china, situada a unos 100 kilómetros al norte de Beijing. Es muy fácil y recomendable contratar un tour cerrado en los hoteles, se puede visitar en distintos sitios, nosotros optamos por ver el tramo que por el que se puede andar por él, en el pueblo de Simatai. Se andan 10 kilómetros recorriendo la abrupta muralla (4 h a ritmo de paseo ó 3 h a buen ritmo), una excursión que necesita un día entero. En un buen día las vistas des de la muralla son excepcionales. Otra cosa que nadie debería perderse es probar la comida china, uno se lleva gratas sorpresas, a tal efecto el mercado nocturno de Donghuamen es un paraíso donde se puede comer de todo.

Xi’an, que significa Paz Occidental, ciudad famosa por los restos arqueológicos de los guerreros de terracota, esta situada al oeste de Beijing y se puede llegar a ella ya sea en bus, tren o avión. Si no tenéis prisa os recomendamos que paréis un día entero en PingYao, una ciudad con murallas que mantiene buena parte de la arquitectura original de las épocas Ming y Qing y que se encuentra  a medio camino entre Beijing y Xi’an. En Xi’an todo el mundo va a ver los guerreros de terracota y las agencias de turismo que ofrecen tours lo saben y se aprovechan de ello. Contratar un tour sale caro y se necesita todo un día, si no se quiere complicar uno la vida es buena opción. Es posible que os  defraude el hecho que el día que uno había decidido destinar a visitar los guerreros y ruinas se pase entre fábricas de jade, seda y artesanía, donde se puede percibir que la compra es semi-obligada y los guerreros queden en una rápida y fugaz visita de 20 minutos. Evidentemente no compramos nada y por supuesto presentamos nuestras quejas a la guía por no habernos advertido de que el tour incluía “shopping”. (Cuidado ha veces lo que se contrata como recorrido cultural acaba siendo visitas a tiendas para que el turista se deje los Yuan, preguntad siempre sino os podéis encontrar sorpresas! ) Además de los famosos guerreros, Xi’an tiene un centro histórico muy bonito con la torre del tambor y la torre de la campana. No os podéis perder el barrio musulmán de la etnia Hui, donde las calles están llenas de vida, con tiendas donde se vende de todo y en particular especies. Uno tiene la exótica sensación de estar paseando por la medina de Marrakesh en el mismo corazón de la China.

Sigue leyendo :

China, Beijing
China, Beijing
China, Beijing
China, PingYao
China, Xi'an
China, Xi'an
China, Shanghai
China, Shanghai
China, Guangzhou
China, Guangzhou
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por PekínViajes a Pekín

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela