Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Asia » China » Longjing » Longjin, la cultura del arroz

Relato de viaje a Longjing - Longjin, la cultura del arroz

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Longjing. Si estás pensando irte de vacaciones a Longjing, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Longjing sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,33333 / 5 (4 votos)
Usuario  
Enviado por: Aunmaslejos (2811 lecturas)

Definitivamente la manera más rápida y sencilla de visitar los arrozales de Longji es hacerlo en un viaje organizado desde Guilin o Yangshuo, Rafa y yo decidimos hacerlo por nuestra cuenta entre otras razones porque pretendíamos continuar hacia el oeste tres días más en vez de regresar al Río Li. Nuestra odisea comenzó con un primer autobús de Yangshuo a Guilin, muy confortable y donde te obsequiaban con una botella de agua mineral. Al llegar a Guilin, y antes de continuar el viaje, fuimos a comprar los billetes para Shanghai, pretendíamos viajar en tren hasta allí cinco días después, no fue complicado comprar los billetes en la estación de tren y nos ahorramos los cinco euros de comisión que te cargan las agencias, eso como mínimo, a veces doblan el precio del billete.

La segunda etapa comenzó en la estación de autobuses de Guilin, compramos los billetes y algo de comida, llegó la hora y el autobús no aparecía, no parábamos de preguntar porque como allí todo está en chino si te descuidas te dejan en tierra, finalmente con media hora de retraso nos montamos en el destartalado autobús que nos llevaría hasta Longsheng en un viaje de menos de tres horas en el que ascendimos a las montañas. Al llegar nos comentaron que el siguiente autobús a Ping'an salía en dos horas, teníamos tiempo de sobra para comer algo, sin embargo cuando estábamos a punto de sentarnos una pareja de extranjeros nos recomendó ir hasta Dazhai en vez de a Ping'an, al parecer esa zona es más bonita y casi no va nadie, nos recomendaron un hostal por 2 euros la habitación. El autobús hasta Dazhai salía en ese mismo momento, casi no pudimos ni respirar, si el anterior era cochambroso este ya era indescriptible, pero más lo es el viaje en sí.

Fuimos lentos, muy lentos, tratando de llenar hasta el último asiento hasta Heping, a doce kilómetros, donde directamente aparcamos durante más de media hora. No dábamos crédito a la situación, ¡¡llevábamos una hora y habíamos andado doce kilómetros!!, y por una carretera perfectamente asfaltada. Cuando todo el mundo decidió que era momento de continuar, no éramos más sino menos pasajeros, continuamos por la carretera hasta el cruce a Ping'an donde el conductor paró para que comprásemos los tickets, 50 yuanes o cinco euros. En este punto la carretera dejó de existir y sufrimos otras casi dos horas hasta el final del camino de cabras que nos llevó a los pies del pueblo de Dazhai.

En el momento de bajar del autobús casi nos arrepentimos de haber hecho caso a esta pareja, aún nos quedaban cuarenta minutos de viaje, esta vez con las mochilas a la espalda, y tal como se veía el panorama sería todo de subida.

El hostal o casa de huéspedes donde nos alojamos se encuentra a una altitud bastante superior a la de Dazhai, en la aldea de Tinatou, hay varias aldeas de cuatro casas desperdigadas entre los arrozales, a cada cual más acogedora, es posible alojarse en cualquiera de ellas o en el pueblo y no creo que haya problema en encontrar habitación, más bien lo contrario, posiblemente el visitante sea el único huésped en una casa de cuarenta habitaciones. Rafa y yo estuvimos solos con una familia Yao de varios miembros, no sabemos exactamente cuantos, pero al menos había cuatro niños, una abuela y cuatro adultos. Con tanto autobús llegamos demasiado tarde para dar un paseo antes del atardecer, nos conformamos con ver la puesta de sol desde allí mientras nos tomábamos un refresco, más tarde devoramos la sabrosa cena a base de verduras y cerdo salteados y unos huevos revueltos.

Sigue leyendo :

Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Longjin, la cultura del arroz
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de Nick sábado, 24 de mayo de 2008 Nick dice:

    Sensacionales las imagenes y la narracion Longjin. Me ha hecho volver a China por insatantes.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por LongjingViajes a Longjing

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela