Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » Asia » Camboya » Phnom Penh » Un mes por Tailandia y Camboya

Relato de viaje a Phnom Penh - Un mes por Tailandia y Camboya

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Phnom Penh. Si estás pensando irte de vacaciones a Phnom Penh, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Phnom Penh sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,33333 / 5 (10 votos)
Usuario  
Enviado por: somosnomadas (9215 lecturas)

Nuestro primer viaje como mochileros y nuestro primer viaje a Asia, uffff...,sin comentarios. Aquí ya se nos metió el gusanillo de viajar hasta las entrañas. Cuatro semanas por Tailandia y Camboya dan para mucho, si señor. Bangkok, megaciudad donde se encuentra lo mejor y lo peor del sudeste asiático. Las frondosas selvas de Chiang Mai y las paradisiacas playas del mar de Andamán. Ese fue nuestro periplo por Tailandia, un país que vive del turismo con unas gentes realmente amables y simpáticas, de ahí el apelativo justamente ganado de "la tierra de sonrisa".
Camboya es otra historia, un país azotado por la guerra hasta hace sólo un par de décadas que intenta resurgir de sus cenizas. Con los impresionantes templos de Angkor Wat, cada vez atrae a mas turistas tanto asiáticos como occidentales. Lo bueno es que aún la gente conserva parte de esa inocencia que le da el no estar tan visitado como sus vecinos. Lo malo, las infraestructuras, como las carreteras, que hacen de cualquier desplazamiento una auténtica película de aventuras. La visita a su capital ,Phnom Penh, se torna imprescindible para comprender la barbarie cometida en este país no hace mucho tiempo. En este viaje Asia nos enganchó para siempre.

DÍA 2 NOVIEMBRE: Nos levantamos en el Hotel Ibis de Manises, junto al aeropuerto de Valencia, y cogemos vuelo a Madrid con Iberia a las 6,35 h., en 45 minutos aterrizamos en Barajas. Recogemos equipaje, cambiamos de terminal y desayunamos porque hasta las 11,20 h. no sale nuestro vuelo a Bangkok.
Salimos sin retraso con la Thai Air Ways hacia Bangkok y hacemos una escala técnica en Roma de 45 minutos. En total son cerca de 14 horas, incluyendo la parada en Roma.

DÍA 3 NOVIEMBRE : Aterrizamos en Bangkok a las 7,30 h. (son seis horas más que en España), y lo hacemos en el nuevo e impresionante aeropuerto de Suvarnabhumi. Es un aeropuerto enorme pero está todo muy organizado. Después de coger las maletas, pasar por inmigración y cambiar algo de dinero (1€ son unos 47 THB), salimos de la terminal y enseguida sentimos el calor y la humedad pegajosa a la que más tarde nos acostumbraríamos. Allí nos asaltan los ganchos de hoteles, limousines, tours, etc…., aunque son todos muy educados, les decimos que no y bajamos hasta la última planta, que es donde están los taxis con taxímetro y los airpot bus express. Hay unos mostradores donde dices a que lugar de Bangkok quieres ir y ellos mismos te cobran y te meten en el taxi o autobús que toca, nosotros fuimos en autobús hasta Phra Athit Road, la parada la tiene justo enfrente de nuestra Guest House, la New Siam II, en el barrio de Banglamphu. Es una hora y cuarto de recorrido y es el primer contacto con la ruidosa y estresante Bangkok. El billete de autobús son 150 THB.
Nos presentamos en la New Siam II y nos dicen que están completos, pero como ya teníamos nuestra reserva pagada nos acomodan en la New Siam III, de reciente inauguración y justo al lado. Después del viaje estamos derrotados, así que nos pegamos una duchita y descansamos un rato en la habitación.
Tras una breve siesta, salimos y vamos hacia la famosa Khaosan Road, que la tenemos a dos o tres calles de nuestra GH, ésta calle está atiborrada de mochileros de medio mundo, allí puedes encontrar cualquier billete de avión, tren , barco, etc…, arreglar el visado para cualquier país del sudeste asiático, y todo a precios muy económicos. Además es nuestro primer contacto con los puestos de comida callejera que abundan en Tailandia y donde puedes comer todas las exquisiteces Thai que puedas imaginar a unos precios muy bajos. En unos de esos puestos hacemos nuestra merienda-cena y pedimos nuestro primer Pad Thai. Paseamos por Khaosan y enseguida nos sentimos embriagados por los olores, por el caos urbanístico, la gente, los ruidos de los tuks-tuks, etc…
Bueno, este primer día, después de comernos en otro puesto un pancake de banana (sería nuestro postre de casi todos los días), nos retiramos a la habitación.
DÍA 4 NOVIEMBRE : Nos levantamos temprano y después de desayunar en la New Siam III, nos dirigimos andando, pues está muy cerquita, hacia el Wat Phra Kaen. Este Templo, también conocido como el Templo del Buda Esmeralda , es impresionante, seguramente el mas monumental que veremos durante todo el viaje. Es una sucesión de relucientes y doradas chedis e incluye el Grand Palace que era la antigua residencia del monarca. Después nos dirigimos al cercano Wat Pho , que es el templo más grande y antiguo de Bangkok, donde se encuentra la colección de imágenes de Buda más numerosa de Tailandia así como el gigantesco Buda reclinado , con 46 metros de base y 15 de altura. Está recubierto de pan de oro y madreperlas.
En el mismo recinto del Wat Pho se encuentra la escuela nacional de masaje y medicina Thai tradicional. Allí nos damos nuestro primer masaje. La verdad es que es un poco duro, creo que llegan a presionar todos los músculos de tu cuerpo.
Bueno, después de ésta primera inmersión en la cultura Thai, caminamos hasta el río Chao Phraya, Éste gran río recorre Bangkok y permite admirar la ciudad desde los botes que lo surcan huyendo de esta manera del infernal tráfico. Justo al lado del Wat Pho tiene una parada el express boat, que es una especie de bus fluvial, una de las mejores maneras de moverse por la ciudad. Los barcos se distinguen por sus banderas, las hay de tres colores, las azules, las blancas y las naranjas. Bueno, pues los que hay que coger son los de la bandera de color naranja, que por 13 THB te llevan a cualquier lugar recorriendo el Chao Phraya disfrutando de unas espectaculares vistas de la ciudad. Cogemos el bote en el embarcadero de Tha Tien y vamos descubriendo como es la vida junto al río, casas de madera muy humildes, la mayoría casi inundadas, debido a las continuas crecidas del Chao Phraya. Llegamos al embarcadero de Central Pier, donde muy cerca hay una parada del Sky Train . (bueno, decir que hasta que descubrimos el funcionamiento de los botes nos dimos una pequeña vuelta extra).
En el silencioso y moderno Sky Train vamos hasta Siam Square , el centro de la ciudad. Aquí descubrimos el otro Bangkok, rascacielos, lujosísimos hoteles, centros comerciales supermodernos, pantallas gigantes, actuaciones en vivo de grupos de jóvenes raperos thais, etc…., en fin, que paseamos por la zona de Siam Square y sus centros comerciales, porque si en Bangkok hay una cosa que hacer es caminar y caminar y mezclarte con sus gentes y comprar y comprar…., Bangkok “is the shopping paradise”, como días mas tarde nos dijo en Ao Nang una chica de Singapur.

Esa noche volvemos a Banglamphu y cenamos en un restaurante al aire libre precioso que se llama “Mayompuri”, justo al lado de Khao San. También es barato y la comida buenísima, la verdad es que la única diferencia entre comer en un puesto callejero y en un restaurante, es el precio que pagas según sea la categoría del restaurante, porque puedo asegurar que la comida es la misma, eso si, para los que prefieran la comida occidental tendrán que ir a restaurante. Pero es una pena no disfrutar de la exquisita comida Thai. DÍA 5 NOVIEMBRE : Hoy es un día de traslado, nos levantamos a las 4 de la mañana y cogemos taxi hasta el aeropuerto, facturamos y despegamos con Air Asia a las 7,00 h hacia Phnom Penh, la capital de Camboya. Tras una hora escasa de vuelo aterrizamos en el diminuto aeropuerto de la capital camboyana. En Camboya exigen visado de turista para entrar al país, te lo hacen en el mismo aeropuerto, sólo hay que llevar el pasaporte en vigor, una foto y pagar 20 dólares. El trámite es rápido, hay un mostrador con varios policías de inmigración que se van pasando de unos a otros tu pasaporte estampando sellos y rellenando formularios, siempre con una sonrisa, son muy graciosos. El poli que está el último te devuelve el pasaporte. Es muy curioso porque no habla nada de inglés ni por supuesto sabe leer nuestra grafía occidental, y para devolverte el pasaporte nos lo enseña a todos los que estamos pasando ese momento inmigración y tu tienes que decir que se trata del tuyo. El poli mira la foto y como te pareces te lo devuelve a cambio de los 20 dólares reglamentarios.
Y es que Camboya es otro mundo con respecto a Tailandia, éste país vetado a los viajeros hasta hace unos pocos años aún renace de la guerra civil que vivió hace pocas décadas. En Camboya casi nadie habla inglés, así que la comunicación se consigue más por cuestión de voluntad e imaginación que por otra cosa. Además los camboyanos, al igual que los tailandeses son personas muy amables y educadas y sobre todo alegres, te contagian continuamente su optimismo ante la vida, pienso que de eso tenemos mucho que aprender nuestras “desarrolladas” sociedades occidentales.

Bien, salimos del aeropuerto en un taxi, que al igual que en el aeropuerto de Bangkok, pagas antes en un mostrador. Las tarifas están prefijadas, todo bastante organizado a pesar de la precariedad con la que viven los camboyanos y que se palpa nada mas salir del aeropuerto. Aquí no cambiamos moneda, porque a pesar de que la moneda nacional camboyana es el riel, en la actualidad está muy devaluada y sólo quieren dólares americanos.
Esa misma mañana queremos irnos hasta Siem Reap, y le decimos al taxista que nos lleve hasta las oficinas de Mekong Express Limousine que están en #87 Eoz, St. Sisowath Quay, junto al río Tonlé Sap, una compañía de barcos y autobuses que opera diariamente la ruta Phnom Penh-Siem Reap, y que habíamos visto por internet. Pero resulta que ya tienen todas las plazas del autobús vendidas para ese día, así que nos ponemos a buscar otra compañía, y después de un par de negativas encontramos dos plazas libres en la compañía Capitol Tour, en el autobús que sale a las 13,30h, y que tienen la salida desde la misma Guest House Capitol. Aquí queremos dormir cuando regresemos de Siem Reap, así que aprovechamos el tiempo de espera y además de comer en el restaurante de la Guest House, reservamos la habitación para la vuelta, un total de dos noches, antes de regresar a Tailandia.

Sigue leyendo :

Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Un mes por Tailandia y Camboya
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Phnom PenhViajes a Phnom Penh

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela