Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » América central y Caribe » Panamá » Ciudad de Panamá » TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN EL ALMA

Relato de viaje a Ciudad de Panamá - TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN EL ALMA

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Ciudad de Panamá. Si estás pensando irte de vacaciones a Ciudad de Panamá, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Ciudad de Panamá sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [3'5] [5]

Accede para valorar

3,75 / 5 (5 votos)
Usuario  
Enviado por: jimenez225 (6169 lecturas)

Tres memorables días en el Archipiélago de San Blas lavaron por completo nuestras almas. A los seis. Sabía que estas isla tenían ese maravilloso atributo despercudidor. Ya había pasado por esto. Cuando era joven, muy joven. Pero largos años de vida citadina acaban ataviando tu alma con otras ropas. Esta inesperada aventura nos las quitó. De haberlo sabido antes, no habría esperado 39 años para regresar.  La idea de San Blas surgió en Argentina. Recibo un e mail de una argentina que anhela conocer dos destinos paradisíacos en Panamá pero con un modesto presupuesto. Le explico como arribar a las islas de Bocas del Toro –conocido destino mochilero- pero San Blas –paradisíacas islas de indígenas- demanda altos costos de movilización. Busco ayuda por todos lados –incluido mi hijo- y al cabo de varios días me informa “nos vamos a San Blas como mochileros...” Así nació la aventura que cambió la vida de seis panameños.  

UNA EXPECTANTE TRAVESIA EN UNA CARRETERA DE SUSTO.
 
La travesía terrestre en vehículos todo terreno me pareció temeraria. Dos horas de agonía –al menos para mí-, no tanto por la selva cerrada, las agrestes montañas, sino por curvas mortales y las empinadas cuestas. Lo realmente emocionante fue meterse al río Cartí con todo y vehículo y zarandearse como un ebrio dentro de la cabina y luego cruzar un lodazal madre. Luego cambia el paisaje. La selva queda atrás y aparece el mar.  Pero antes tuvimos que pagar el importe por ingresar a la Comarca ($2.00 USD por persona). Los cobradores fueron dos nativos kunas que ni siquiera se apearon de sus hamacas. Más adelante llegamos a un edificio recién terminado, custodiado por dos Policías Kunas en riguroso uniforme de fatiga, artillados hasta los mismos tuétanos. Son amables. Piden documentación. Son meticulosos y desconfiados. Cuentan increíbles historias de tráfico de droga. Nos dejan pasar dándonos bendiciones. Poco después arribamos otra vez al caudaloso río Cartí. Es el punto de embarque. Muchos viajeros esperan. Las embarcaciones –cayucos- llegan e inician las faenas de trincar maletas, mochilas y pertrechos.  Nos advierten que el mar esta de mal humor y que el viaje será incómodo y bastante mojado. Nadie se quejó de los baldazos de agua cuando aparecen las paradisíacas islas de Kuna Yala. Empezaba la aventura purificadora. 

LAS POCAS GUERRAS Y MUCHAS MIGRACIONES DE LOS KUNAS.
 
Diviso montones de islas.  Me traen  muchos recuerdos. Le comento al oteador kuna que San Blas sigue igual y me corrige, “-Kuna Yala, no más San Blas-”. Me disculpo. Recordé que fueron perseguidos, sacados y acosados por siglos de su tierra natal, Santa Marta de Colombia. Son Chibchas, gente pacifica. Las guerras los hicieron emigrar. Se asientan en la impenetrable selva del Chocó colombiano. Algo ocurre –no se que- y se dividen. Muchos se quedan en el lado colombiano y el resto cruza al istmo panameño asentándose en la  cordillera central.

Algo pasó –sospecho que incursiones incas o mayas- y abandonan las montañas y poblan las numerosas islas de la vertiente caribeña panameña. Al fin tienen paz. Ya no son chibchas. Son otros. Son Kunas. Conquistaron el mar y este los hizo lo que son hoy, un pueblo con arraigadas costumbres ancestrales. Siglos después llegan los españoles y por alguna inexplicable razón no los esclavizan,  someten ni conquistan. Bautizaron sus islas como Archipiélago de las Barbas (siendo los kunas lampiños). Luego Islas Sambellas.  Después Archipiélago de La Sonda, luego, Archipiélago de las Mulatas y finalmente, y hasta hace poco, Archipiélago de San Blas. Hoy estos  pequeños y pacíficos nativos han decidido llamar, KUNA YALA (Territorio Kuna) a toda la Comarca. Y están lográndolo. 

ISLA CARTI, SEDE ESTRATÉGICA DEL PARAISO.
Vamos llegando a Carti. Es la primera isla comunidad que vemos en kilómetros de mar. Recuerdo esta remota isla. Hace muchísimos años. Cuando la juventud era mi aliada. Y  recuerdo Cartí con escasas chozas, amplias callejuelas y una bellísima playa en la punta. Hoy esa playa esta sepultada bajo una enorme iglesia. La encuentro sobre poblada, descoloridas banderas políticas ondean sus chozas y muchos yates apacentan alrededor como ovejas  La belleza del archipiélago sigue inmaculada, cautivante y acogedora. El enorme cayuco (embarcación labrada en un gran tronco) atraca en el muelle de concreto –yo lo deje en madera-. La isla está plagada de viajeros. Apenas van vestidos, tienen la piel azotada del sol, llevan el cabello tostado y deambulan como si estuvieran en el Paraíso. En cambio los kunas, especialmente las mujeres, (las ome) son suspicaces, miran de reojo, no confían. Siguen ataviadas como siempre lo han hecho. Falda colorida amarrada a la cintura, blusas cosidas y elaboradas con las famosas “molas”, nariguera de oro puro, brazaletes y tobilleras –winis-fabricadas con centenares de diminutos abalorios multicolores y grandes pechera confeccionadas con muchas monedas antiguas, o si no una de puro oro laminado, finamente repujado y labrado con fantásticos motivos marinos o animales.

Y sobre su negra y corta cabellera, se colocan una gran pañoleta roji-amarilla que la brisa no arranca. Me dispongo a fotografiar una laboriosa anciana en su hamaca pero ella se niega y molesta a que le arrebate el alma en ese momento de descuido (si esta advertida retiene su alma), y recordé que si capturo su alma en un papel (en la foto) a la pobre no la sepultan según sus ancestrales costumbres y queda varada en uno de los 8 escalones hacia su Dios. Cuando conviví entre ellos hace muchos, muchos años, vi una familia entera quitarle al “waga” (foráneo) el rollo de película luego de romperle la cámara. Había “atrapado las almas” de la familia entera. Hoy día las jóvenes kunas se dejan fotografiar a cambio de un pago ($1.00 USD).

Las ancianas en cambio no confían en que se les escape el alma en un descuido. Hay agitación en la isla. No se porque, pero por nosotros no es. Nos llevan por estrechas calles. Desembocamos a un patio repleto de árboles frutales donde se alojan muchos “merikis” (americanos y/o europeos). Los guías (todos kunas) te invitan a una gran mesa y sirven sendos desayunos. Nos presentan a Arquímedes Fernández, propietario de CABAÑAS CARTI, y del turismo en este sector de San Blas. Nos da la bienvenida a Carti Yandup (Isla Puerco de Monte). Es un kuna sociable y descomplicado. Conversamos y acordamos el pago por 3 días de estadía en este paraíso. Nos  presenta su hija, Nitzia, nuestra anfitriona, la que nos acompaño y complació e hizo tan grato y placentero nuestra estadía en San Blas, tanto, que no nos hizo falta nada. Realmente nada. La renovación espiritual y la aventura lo completó la innegable belleza del archipiélago de San Blas. 

LOS ALBINOS,  LOS NIÑOS DE LA LUNA.
Cuando estamos por zarpar de Cartí Yandup un niño albino se oculta y guarece en la sombra de una choza. Quiere salir al muelle, vernos de cerca, pero no puede. El sol lo calcinaría. Tienen la piel tan pálida y tan delgada que el sol lo postraría de inmediato. Logró distinguir sus angustiadas pupilas rosadas en la penumbra. Son seres tristes y malgeniados. Me duele su piel. Viven en el exhorto.  Son seres indefensos en este calcinante territorio insular. Realmente me duele su destino. Kuna Yala tiene la mayor incidencia de albinismo en todo el planeta. Supe que los conquistadores españoles se llevaron a una pareja para curiosidad y complacencia de la Monarquía. Estos murieron poco después enfermos y abandonados y lejos de su terruño cuando ya dejaron de ser la comidilla de la Realeza. Supe igualmente que seis albinos fueron llevados –casi secuestrados- a Europa en el siglo XIX, creyendo que eran los descendientes perdidos de navegantes europeos (noruegos o escandinavos) que habían arribado a América muchísimo antes que Cristóbal Colón. La travesía por mar calcinó a cuatro. Dos llegaron –una pareja- pero mueren poco después de profundo pesar luego de ser exhibidos en universidades como curiosa pieza de museo.

Cuando residí entre los kunas, hace ya tanto tiempo, conviví con algunos albinos “erey sipu”, (rey blanco) en Mamidup (isla Mamey)-. Eran personas tristes. Todos lo son. Sin embargo son respetados y venerados por la comarca entera. Los dioses  en cambio les otorgó dones especiales. El don para aplacar huracanes, trombas, tormentas, ciclones, tornados y mares tormentosos. También el poder especial para luchar contra endemoniados perros durante eclipses lunares. Los kunas los llaman respetuosamente los “Niños de La Luna”. A mi me tocó verlos en plena acción. Una noche de lluvia de vientos rafagosos y mar enardecido un “Erey sipu” llegó al pie de aquel mar de vientos borrascosos con un gran caracol blanco y sopló con fuerza por un diminuto orificio emitiendo un inquietante y grotesco silbido. Y soplo con furia, seguido y sin tregua, el contenido entero de su pulmón dejando salir aquel gemido. Solo era él y la furia del mar y el viento en franca batalla. Todos, incluyéndome, buscamos refugio en la hondura de las chozas.

Sigue leyendo :

TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
TRES DIAS EN EL ARCHIPIÉLAGO DE SAN BLAS TE LAVAN  EL ALMA
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de RafaelBr sábado, 13 de marzo de 2010 RafaelBr dice:

    Excelente historia, espero que algun dia visiten esas islas, les va encantar, playas, sol, cultura, costumbre, naturaleza, todo en un solo lugar san blas, saludos, no encuentro mucha informacion en el internet, pero puse pecari tours en google y me salió una pagina muy bonita con fotos, saludos.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Ciudad de PanamáViajes a Ciudad de Panamá

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela