Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » América central y Caribe » México » Frontera » Baja California: De San Francisco a San Felipe

Relato de viaje a Frontera - Baja California: De San Francisco a San Felipe

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Frontera. Si estás pensando irte de vacaciones a Frontera, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Frontera sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [3'5] [5]

Accede para valorar

3,8 / 5 (6 votos)
Usuario  
Enviado por: Rodríguez (4769 lecturas)

Desde San Francisco tomó la famosa carrtera "one", que en su tramo californiano y si se dispone de tiempo resulta un auténtico placer para los sentidos. Tras dejar el impresionante "Bay Bridge", puente que separa la San Francisco de Oakland y después de echar un último vistazo a la ciudad no puedo sino pensar en los años dorados de la ciudad en los que Janis Jopllin se mezclaba con los Gratefull Dead de Jerry García y donde el espíritu de contracultura de los setenta tuvo su más fuerte representación. San Francisco ya no es eso. Es una de las ciudades más caras de USA y la nueva cultura parece estar más pendiente del silicio y de su valle que de cambiar el mundo.

La costa californiana no tiene desperdicio. Me detengo en Santa Cruz para comer algo. Aprovecho para dar un paseo por la playa y comer un hamburgesa en un bar surfista al más puro estilo americano. No es difícil encontrarlos, se mezclan con los bares de comida sana y vegetarianos, con la gente haciendo joging, con las tablas de surf que inundan cada rincón, las tiendas que venden camisetas con anagramas cool y en definitiva con todo lo que se puede esperar de un pueblo californiano.

Me detrengo en Santa Barbara, un pueblo que por alguna razón siempre ha despertado mucha curiosidad, probablemente se debe al famoso culebrón que narraba las aventuras de una familia del pueblo. Santa Barbara es su calle central, donde se aglutinan tiendas, bares y restaurantes y curioso centro comercial con decoración andaluza. Si se quiere salir a tomar algo ese es el sitio. Una vuelta por las mansiones de las afueras tampoco está de más.

Decido no parar en Los Angeles para no estropear el ambiente tranquilo. Continúo un poco más hasta llegar a Del Mar, un pequeño pueblo residencial muy cerca de San Diego que matiene su ritmo sosegado entre el surf y las puestas de sol al abrigo del Pacífico.

Decido pasr la Frontera opr Mexicali, la capital del estado de baja con más de 800.000 habitantes, para evitar las aglomeraciones de Tijuana. Un policía me recibe con gestos de invitación y cualquier temor por posibles controles se desvanece. La autopista multicarril deja paso a una carretera sin sin división entre carriles y un olor fétido se apodera de todo. Me detengo en una especie de cantina que parece sacada del más auténtico western donde un agujero hace las veces de inodoro. Mientras me tomo na dos equis un mariachi se acerca y canta. Sin duda estoy en Méxixo.

Sigue leyendo :

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por FronteraViajes a Frontera

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela