Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » América central y Caribe » Cuba » Pinar del Río » La Ciudad de Pinar del Río.

Relato de viaje a Pinar del Río - La Ciudad de Pinar del Río.

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Pinar del Río. Si estás pensando irte de vacaciones a Pinar del Río, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Pinar del Río sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: Mariposa (1307 lecturas)

Capital de la provincia del mismo  nombre, fue llamada originalmente “Nueva Filipina” en honor de su fundador el Capitán General Felipe Fondesviela, quien legalizo en 1775 el asentamiento de colonos que ya venía formándose desde el Siglo XVII en tierras de la hacienda “Pinar del Rio ”, una de las tres primeras mercedadas en la zona llamada de “Vuelta” Abajo”.

El bosque de pinos que dio leña y cobija a los primeros pobladores junto al río Guama, inspiro el apelativo que quedo definitivamente como nombre de la ciudad y, posteriormente, de toda la provincia.

Enclavada casi al centro de esa región, la ciudad de Pinar del Rio se distingue por sus pulcras y amplias calles y sus bellas edificaciones de incontables columnas y portales corridos que le proporcionan un agradable ambiente tradicional.Pinar del Rio no posee un centro histórico definido, aunque se puede afirmar que la calle Martí o Calle Real como también se le conoce, centra el protagonismo urbano, en especial donde se intercepta con las calles Colon, Isabel Rubio y Gerardo Medina. A ambos lados de la calle Martí se levantan el Hotel “Pinar del Río”, las casas y palacetes del Siglo XIX y XX, el hermoso teatro “Milanes” y un curioso y extraño edificio: el “Palacio de Guarsch”, construido en 1914 como casa consultorio por el excéntrico medico Dr. Francisco Guarsch Ferrer, quien mezclo  en una abigarrada mixtura, varios estilos arquitectónicos.

El palacio, hoy Museo de Ciencias Naturales, combina el Art Noveau con el gótico, el mudéjar, el barroco y el neoclásico, donde grifos y  dragones mitológicos coronan columnatas corintias, que sostienen arcos ojivales, con curiosos detalles decorativos y cúpulas góticas. Todo esto hace del palacio la más rara edificación que hay en Cuba.

Otros edificios contrastantes y bellos de la ciudad es su Catedral, edificada en 1897, con un portón pagano que más recuerda al Partenón griego que a un templo católico. Esta singularidad constructiva también se repite en la iglesia consagrada a la Caridad del Cobre.Por útimo, la calle Colon es una de las vías que goza desde el amanecer hasta la noche de gran animación. La venta de café y jugos de frutas en los portales, los coches de caballo que transitan en un sentido   u otro y la animada conversación entre vecinos, bajo los frondosos árboles que flanquean las aceras, dan a esta calle una atmósfera provinciana.    

Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Pinar del RíoViajes a Pinar del Río

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela