Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » América central y Caribe » Cuba » La Habana » Cuba, de la Habana a Cayo Guillermo

Relato de viaje a La Habana - Cuba, de la Habana a Cayo Guillermo

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a La Habana. Si estás pensando irte de vacaciones a La Habana, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a La Habana sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

4 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: PPVAZ (3129 lecturas)

Un viaje comienza cuando finalmente decides el destino y este año nos ha costado más de lo normal. El nacimiento de nuestra hija obligaba a decidirnos por un destino nacional más o menos cercano. Cuando prácticamente nos habíamos decidido por Fuerteventura y Gran Canaria, surgió la posibilidad de volver al Caribe. Cristina, estaba deseando quedarse con Aitana y nosotros nos sentíamos tranquilos dejando a la niña en sus manos. Así que finalmente decidimos que cuba sería nuestro destino. Además nos apetecía descanso, relax y porque no decirlo, vacaciones de tumbona…

Hace tres años que habíamos estado en cuba, en aquella ocasión visitamos La Habana y Varadero, así que ahora nos apetecía disfrutar de un Cayo. Finalmente y después de mucho investigar sobre las diferentes posibilidades nos decidimos por Cayo Guillermo. Habíamos leído maravillas sobre playa Pilar.

Elegimos el hotel Ambos Mundos para pasar la primera y la última noche de nuestro viaje. Un hotel situado en el corazón de La Habana vieja y a tiro de piedra de los lugares a visitar. Es un hotel con solera que todavía conserva impoluta la habitación que Ernest Hemingway habitó durante su estancia en La Habana. Si visitas la habitación puedes ver varios objetos que en su día pertenecieron al escritor americano.

Amaneció temprano para nosotros. En la última planta del hotel nos esperaba el desayuno y unas vistas de la cercana catedral, la plaza de Armas y la bulliciosa calle Obispo. Aprovechamos la mañana para dar un paseo hasta el parque Central y por el camino aprovechamos para cambiar unos pocos euros a pesos convertibles (1€=1,24 CUC). Uno en La Habana desearía tener cien ojos para ver y apreciar todos los detalles que llaman la atención.

En la calle Obispo nos encontramos una escuela de primaria, así que aprovechamos para entregar unos cuantos bolígrafos. Se quedaron encantados.
La mañana no da para mucho más ya que debemos tomar el vuelo que nos llevará al aeropuerto Jardines del Rey de Cayo Coco.

Sigue leyendo :

PLAYA PILAR
CAYO GUILLERMO
MELIA CAYO GUILLERMO
LA HABANA
LA HABANA
VARADERO
PLAYA PILAR
CAYO GUILLERMO
ARTESANIA CUBANA
EL PEZ GRANDE SE COME AL CHICO
GAVIOTA PLAYA PILAR
Cuba, de la Habana a Cayo Guillermo
RELAX, PLAYA PILAR
FOTO DIGITAL, CIEGO DE ÁVILA
TABACO, CIEGO DE ÁVILA
FLAMENCO, CIEGO DE ÁVILA
FAUNA COLORIDA, CIEGO DE ÁVILA
LA HABANA
LA HABANA
LA HABANA, VELOZ
MALECON HABANERO
NUESTRO DEBER ES VENCER
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de entropia jueves, 25 de febrero de 2010 entropia dice:

    Varadero

    Es una ciudad de Cuba situada en la península de Hicayos, provincia de Matanzas, a 130 Km de La Habana, con una extesna playa de arenas blanquísimas, donde uno puede verse los pies desde la superficie del agua.
    A continuación se extienden los Cayos, dado que esta península se hunde en el mar, siendo apta para la práctica del buceo, la pesca, el yatching, todo tipo de actividad náutica, el paracaidismo y un centro de congresos, actividad ampliamente difundida en todas las profesiones practicadas, por el hombres, siendo famosos sus Congresos de Educación.
    Se puede llegar directamente hasta el Aeropuerto Juan Gualberto Gómez, pero en mi recorrida, este tramo desde La Habana, lo hice en mini band.
    En este recorrido, pude hacer snorkel, en un arrecife de coral, siendo mi primer contacto con la fauna marina de este tipo de ecosistema, las langostas se desplazaban a mi alrededor, cual acorazados, los erizos y anémonas, danzaban con sus tentáculos, peces de los mas variados colores daban vuelta inocentemente a mi alrededor, y en donde la plenitud del goce de mis sentidos, culminó cuando me di cuenta que detrás de la paz que experimentaba, me estaba quedando sin oxigeno por lo que tuve, que volver a la superficies.
    Lamentablemente no existía la magia de la cámara digital, por lo que deberé reconstruir mis álbumes fotográficos. Eso en una próxima entrega.
    Junto a la orilla del mar,
    tú que estás en fija guardia,
    fíjate, guardián marino,
    en la punta de las lanzas
    y en el trueno de las olas
    y en el grito de las llamas
    y en el lagarto despierto
    sacar las uñas del mapa:
    un largo lagarto verde,
    con ojos de piedra y agua.
    Nicolás Guillen

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por La HabanaViajes a La Habana

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela