Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » África » Túnez » Tunez » BARCELONA TUNEZ SUR 2002

Relato de viaje a Tunez - BARCELONA TUNEZ SUR 2002

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Tunez. Si estás pensando irte de vacaciones a Tunez, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Tunez sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [3'5] [5]

Accede para valorar

3,5 / 5 (3 votos)
Usuario  
Enviado por: llacblau (8313 lecturas)

Día 8 (20 de Agosto) Tunez/Douz">Douz-Kebili-Tunez/Douz">Douz

Día de descanso y de recuperación y con poca actividad. Solo unos cuantos nos dirigimos hasta Kebili, donde Abdallah nos decía que había un mercado típico y tradicional. Así que allá nos dirigimos. El mercado en cuestión era tradicional, pero nada especial que no hubiéramos visto en otras ocasiones. Y como el calor era muy alto decidimos no estar demasiado rato. Todos compramos agua fría. Cuando llegábamos a una tienda arrasábamos con las existencias. La verdad es que estaba muy fría, pues la tenían en congeladores.
A la vuelta decidimos dar un rodeo y hacer alguna pista, así que Abdallah nos llevo a orillas del Chott El Jerid donde nos desfogamos un poco. Pero alguno comprobó como meterse en él, aunque en apariencia estaba seco, significaba hundirse rápidamente, siendo el coche frenado de forma inmediata. No era el momento de meterse en riesgos innecesarios con la temperatura que reinaba.
Finalmente el hotel y el refugio de bienestar que significaba. Unos cuantos fuimos a comer a un restaurante de Tunez/Douz">Douz y la verdad si exceptuamos el calor, disfrutamos con la comida tradicional que nos sirvieron. Parece ser que era el restaurante preferido por algún corredor francés de raids, pues las paredes estaban repletas de fotografiás de Slechesser y sus “buggies”, así como de Josep Maria Servia, corredor catalán que como sabemos corre en este equipo francés.
Ahí fue donde comprobé que había una corta etapa, de unos 50 kilómetros, que iba desde Tunez/Douz">Douz hasta Es Sabria y que hacia un bucle por las dunas. Este tramo era utilizado como tramo del rallye de Túnez y como entrenamiento por muchos equipos habituales del Dakar. También comprobé que tardan entre una hora y media y dos horas en completarlo. Una vez consultados los compañeros decidimos que esta seria la ruta del día siguiente. Pero claro necesitaríamos un guía competente para llevarnos por esta ruta con garantías. Abdallah no conocía las dunas como para internarse con él. Necesitábamos alguien que conociera el desierto y sus trampas. Así que nos dirigimos a una agencia de viajes local, para contratar los servicios de una persona experta y claro nada mejor que un nativo. El precio pactado fue de unos 50,00 € pero nos garantizaron un verdadero guía del desierto. Quedamos a las 7 de la mañana del día siguiente.
El resto del día trascurrió entre la dulce siesta al refugio del aire acondicionado y un prolongado baño en las piscinas del hotel.
Al atardecer, justo enfrente del hotel, donde empezaban las dunas, se acumulaba una ingente cantidad de turistas que acudían a tener su bautismo de desierto y el correspondiente viaje en dromedario. Incluso los vestían con una chilaba a rayas, todos iguales. Total, “girilandia en su más completa expresión.

Día 9 (21 de Agosto) Tunez/Douz">Douz-Es Sabria-Tunez/Douz">Douz

No todos madrugaron para la ruta en las dunas, pues muchos decidieron quedarse en el hotel, bien por no estar recuperados de sus molestias o por querer descansar en el magnifico hotel. Incluso hubo quien empezó el camino, pero se volvió atrás en el ultimo momento. También hubo vehículos en que algún miembro decidió no subirse. Por tanto había algún cambio de copilotos en más de un coche.
Algo retrasados sobre la hora prevista, que raro ¿verdad?, iniciamos la ruta. La temperatura era agradable pero se preveía un día de mucho calor. El nuevo guía, que no sabia ni conducir, ni hablar francés y era camellero. Ahí fue Abdallah quien nos hacia de traductor. Conocía muy bien el desierto y nos lo demostró nada más empezar. Nos aviso que la arena era extremadamente blanda, como así pudimos comprobar solo con llegar al borde de las dunas. Andando se hundían las piernas hasta casi las rodillas y comprobamos que era “fhes-fhes”. Y eso que era muy pronto y por tanto la arena se debía encontrar bastante más dura de lo que estaría al mediodía. En una parada para rescatar un coche, de donde nosotros no veíamos nada, él saco de la arena una serpiente que estaba enterrada..... Uffffff ¡que susto!
Bien, después de analizar si era conveniente meternos o no en las dunas, la mayoría decidió que ¡adelante!, que de los cobardes no se ha escrito nada. Primero entró un vehículo y comprobó que estaba difícil, pero factible. Así que manos a la obra. A deshinchar neumáticos, preparar eslingas y distribuir peso en los vehículos que la arena no perdona los fallos. El guía subió en uno de los vehículos cortos y fue dirigiendo a su conductor lentamente. Aprendimos que hay que seguir las pisadas de los dromedarios y sus excrementos. Pues estos animales no van por el camino más corto sino por el más fácil, aunque esto signifique recorrer más kilómetros. Y como es comprensible siempre van de pozo de agua a pozo de agua.
Después del día anterior todos dominábamos ya mucho mejor el franqueo de dunas. Ya no era aquel nerviosismo que nos agarrotaba las manos y los pies. Todo transcurría con una suavidad muy agradable. Sabíamos en la marcha que teníamos que llevar el vehículo, si reductora o no, la aceleración y la velocidad adecuada para subir las dunas con suavidad y no salir volando por el otro lado. Esto no quiere decir que no hubiera vehículos atrapados en la arena, pero no nos asustaba este hecho, porque sabíamos que había que dejar de acelerar en estos casos para no empeorar la situación y donde parar para poder arrancar con suavidad y sin problemas, en definitiva que nos estábamos adaptando al terreno y este es el primer paso para disfrutar.
De todas formas no todos veían bien esto de meterse en un inmenso arenal con los vehículos por muy 4x4 que sean y con la temperatura que previsiblemente habría al mediodía. En principio el recorrido no era mucho, finalmente hicimos unos 45 kilómetros, pero estuvimos hasta las 5 de la tarde. ¡Ósea, 9 horas para hacer lo que los pilotos de raids hacen en no más de 2 horas!. Claro que ellos no lo hacen nunca en el mes de agosto.
La primera escala fue en un pozo cartesiano que había en medio del Erg. Era un terreno libre de dunas, pero rodeado de ellas y consistía en un tubo metálico, prácticamente paralelo al suelo, del cual surgía un buen caudal de agua fresca y transparente de forma continua. Esta agua formaba un pequeño charco y un minúsculo riachuelo que a los pocos metros era absorbido otra vez por el sediento suelo como si de una esponja fuera.
Túnez dispone de grandes recursos de agua, pero son de inmensas bolsas subterráneas que llevan miles de años formándose y que han servido tradicionalmente para la población. Lamentablemente la superpoblación de hoteles ha disparado este consumo y al no poder regenerarse quizás pondrá en jaque el actual equilibrio.
El siguiente tramo nos llevo hasta otro oasis, aunque antes atravesamos un chott, pero que a la que te salías de las huellas del primer coche, eras frenado inmediatamente y de haber insistido hubiéramos acabado atrapados por el barro que hay debajo de la cresta superior de aspecto seco y duro. Este segundo oasis era más clásico, tenia unas datileras que le conferían al lugar un aspecto de refugio ante las inclemencias del sol en las dunas. Nos advirtió el guía que ha partir de este punto y hasta Es Sabria nos íbamos ha encontrar con unas paredes de arena más que respetables. Así lo pudimos comprobar al rato cuando algún coche se quedo atrapado y estuvimos más de 1 hora para sacarlo de la trampa en que se había transformado la duna. Hasta dos coches al mismo tiempo intentaron tirar de él y sacarlo pero todo parecía inviable. Finalmente y con un sol de justicia que estabilizo la temperatura en los 50º C el coche fue rescatado. A partir de entonces todo el mundo intento no quedarse atrapado pues ya eran casi las 16 horas . Un participante dejo su coche parado, pero encarado en una duna para poder arrancar sin problemas, pero cuando volvió para iniciar la marcha, el vehículo se había hundido solo, debido al peso, pero sobre todo a lo blanda que estaba la arena. Suerte que corría una brisa que hacia un poco más soportable la temperatura lejos del refugio del aire acondicionado de los vehículos. Claro que no todos los vehículos digerían bien este altísimo calor, dando problemas de temperatura que les inutilizaban el aire acondicionado. También las neveras eléctricas estuvieron funcionado a tope, demostrándose imprescindibles para disponer de agua y otras bebidas a temperaturas agradable para nuestros sedientas gargantas.
Finalmente y ya un poco saturados de arena llegamos a Es Sabria. Este es un típico pueblo de nueva construcción que el gobierno tunecino potencia para transformar en sedentarios a los nómadas beréberes. Hay unos planes muy bien establecidos para potenciar y aumentar el nivel de vida de estas gentes. Por ahora es en verano cuando se establecen siguiendo con sus costumbres de nomadismo para el invierno.
A media tarde llegamos al hotel dando por finalizado la ruta del día. Todos nos fuimos directos a la piscina y todavía aprovechamos para hacer la siesta antes de cenar. Abdallah nos iba ha esperar para llevarnos a ver un espectáculo tradicional. Creíamos que seria parecido al de Chez Ali en Marrakech. Como carreras de dromedarios, bailes típicos, malabarismos etc. etc. Pero lamentablemente no se parecía mucho en la calidad aunque si en el formato. Vamos otro girilandia.

Día 10 (22 de Agosto) Tunez/Douz">Douz-Nefta-Tozeur
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por TunezViajes a Tunez

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela