Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » África » Túnez » Tunez

Relatos de viaje a Tunez. Infórmate para tus vacaciones en Tunez

Todos los relatos de nuestros usuarios para preparar tu viaje a Tunez. Si estás pensando irte de vacaciones a Tunez, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Tunez sea más interesante y barato.
Región
País
Localidad
Contenido
Usuario  
Enviado por: cristina59 (3380 lecturas)

En el norte de Tunez hay una isla llamada "Isla de Tabarka" y en Alicante, frente a la población de Santa Pola, hay otra isla que se llama también "Isla de Tabarca", ¿es casualidad que se llamen las dos igual?. Esa era mi curiosidad. Cuando estuve en Tunez  no pude llegar hasta la isla, por horarios, por falta de tiempo y otros inconvenientes no pude visitarla. Tiempo después, estuve de viaje en Alicante y tuve conocimiento de que existía esa otra isla llamada igual que la de Tunez, esta vez no me voy sin conocerla, esta si que la voy a ver, pensé.  Por unos folletos informativos me enteré de que la isla está a pocas millas de la costa de Santa Pola y que hay barcos que hacen el trayecto de ida y vuelta a dicha isla desde el puerto de esa población.
...

Usuario  
Enviado por: cristina59 (1532 lecturas)

Los pueblos árabes siempre tienen en el centro lo que llaman La Medina. Mucha gente, y yo misma antes de ir a Tunez, pensaba que Medina quería decir zoco (mercado) pero no es así. Me explicaron en Tunez que Medina quiere decir centro de la ciudad. En el centro de todas las ciudades árabes existe una medina y en ella es donde está el mercado diario y donde se encuentra la Mezquita y a veces algunos edificios estatales.
...

Usuario  
Enviado por: cristina59 (2924 lecturas)

Me sentí como en una película.

Fui a Tunez con mi marido en diciembre de 2006. Estuvimos una semana visitando el país tanto como pudimos. Estábamos alojados en el hotel "El Mouradí Port del Kantaoui", hicimos varias excursiones a los lugares mas interesantes pero, mi relato no es sobre Tunez, es sobre el desierto. Una experiencia que me dejó huella y recuerdo muy a menudo con nostalgia por volver.
Mi experiencia empieza en el autobús que nos llevaba a Tozeur y después a Douz, la ciudad situada en la puerta del desierto. El guía de Travelplan nos explicó que había una excursión opcional a lomos de un camello recorriendo el desierto a última hora del día. Nosotros, al principio dudamos un poco en hacerlo o no, pero al final la hicimos.
...

Usuario  
Enviado por: Raquel (427 lecturas)

Hace  años hice un viaje de una semanita a Túnez. El viaje lo hicimos organizado en el puente de la Constitución.La verdad era de lo poco que quedaba barato en agencias de viaje y decidimos cogerlo.
...

Usuario  
Enviado por: starrover (1476 lecturas)

El Djem es un pueblo del interior de Túnez que en nada se diferencia a tantos otros del norte de África: pequeñas edificaciones de una o dos alturas, de colores claros y dispuestos en calles adormiladas y tostadas por un brillante sol que sofoca cualquier atisbo de color. Es un lugar apático, tan monótono como el desierto que lo rodea. Es por ello por lo que el visitante se queda sorprendido ante la aparición, en mitad del casco urbano, de una enorme construcción de un estilo que no hubiera esperado encontrar aquí. Se trata de un gran anfiteatro romano, una atrevida obra de impresionante monumentalidad. De hecho, fue el tercero más grande de su clase, sólo superado por el Coliseo de Roma y el teatro de Capua. El contraste con el mediocre pueblo que lo rodea es tan chocante que se diría que este recuerdo de la gloria romana hubiera caido del cielo. Lejos del mar, apartado de las principales rutas comerciales... ¿Cómo es posible que en estas tierras desérticas se construyera semejante monumento? ¿Cuál fue su origen? Pues bien, tal excentricidad fue posible gracias a algo tan aparentemente humilde como el aceite de oliva.
...

Usuario  
Enviado por: Enriqueluis (3043 lecturas)

© Enriqueluis
...

Usuario  
Enviado por: llacblau (8223 lecturas)

Barcelona- Túnez 2002
Los últimos acontecimientos que se desarrollaron en septiembre del 2001 en la ciudad de Nueva York, donde todos sabemos de los trágicos atentados terroristas que cambiarían la vida de miles de personas y donde las relaciones en el mundo sufrirían un drástico revés, condicionaron en mucho la intención que había en nuestro club de realizar un viaje en la Navidad del 2001 a Túnez con vehículos 4x4, a imagen y semejanza del realizado en la Navidad del 2000 a Marruecos. Pero en cuanto la sensación de caos se calmo un poco retomamos otra vez la idea, pero la trasladamos al verano del 2002.
Sabíamos de un barco que realizaba de forma semanal la ruta Barcelona-Túnez y viceversa. Por tanto, indagando, conseguimos los datos de la Consignataria que representaba a la naviera en Barcelona. El barco, mejor decir los barcos, pues eran dos gemelos llamados Ulises y Salambo, salían los martes de Barcelona y volvía los lunes desde el puerto de La Goulette (Túnez). Eran mercantes pero con 50 camarotes dobles que permitían el traslados de vehículos y pasajeros. También la carga se realizaba por rampa, así nuestros vehículos podían ser cargados sin problemas.
El salir desde Barcelona nos permitía disponer de varias ventajas respecto la otra opción, que no era otra que el ferry que sale desde Marsella. Para empezar el barco era prácticamente para nosotros solos, íbamos a ser casi el total de los pasajeros, salíamos de nuestra ciudad, no había kilómetros de aproximación por carretera y dispondríamos de un trato casi personalizado. También había algún pequeño handicap, pero las ventajas superaban a los inconvenientes. Al ser un mercante, la carga podía condicionar la hora de salida, como así fue.
Una vez el tema del barco se clarifico, acometimos con entusiasmo la planificación del viaje, buscando rutas, días necesarios y agencias para conseguir ofertas de hoteles, donde íbamos a pernoctar en cada final de etapa. La previsión inicial era de un grupo de 40 personas, previsión que pronto se demostró corta, pues finalmente fuimos 56 personas y 20 vehículos. ¡ Éramos un gran grupo!.
Así lentamente todo fue formando forma y las reuniones se sucedieron con gran ambiente y entusiasmo. Finalmente el viaje iba ha ser entre el martes 14 de Agosto y el martes 28 de Agosto. Total 14 días que se prometían como muy interesantes.
Conseguimos varias ofertas por nuestra solicitud, que no era otra que tres noches en La Marsa, cerca de Túnez y La Goulette, una noche en Matmata, otra en Tatouine, una más en el oasis de Ksar Guilame, tres en la ciudad de Douz y dos en la ciudad de Tamerza. Hubo gran variedad de precios, pero como los hoteles eran siempre los mismos, así como los servicios, nos quedamos con la oferta más barata, que además era de una agencia de toda confianza. Pocos días antes de la salida nos cambiaron varios hoteles de 4 estrellas por otros de 5 estrellas y todo por el mismo precio (?). Entre sorprendidos y un poco alarmados seguimos con el entusiasmo. También contratamos los servicios de un guiá tunecino supuestamente conocedor del desierto, que a la hora de la verdad se demostró que era una gran persona, un gran guiá, pero un nefasto conocedor del desierto. Este fue Abdallah, que le hicimos sufrir durante el viaje, pero se trasformo en un miembro más del grupo disfrutando y padeciendo como todos.
Ya teníamos la ruta, el guía, el transporte marítimo hasta Túnez, los hoteles donde pernoctar y ya solo faltaba que llegara el día e iniciar el viaje que todos soñábamos. El punto de encuentro seria las 14 horas del día 13 de agosto enfrente de los antiguos estudios de TVE en Cataluña, concretamente en el mirador de Monjuic y delante del puerto donde poco después embarcaríamos.
Respecto a los participantes, decir que eran de lo más variado. Había personas de todas las edades; parejas jóvenes, matrimonios que estaban ya en la edad de la jubilación, pero con un empuje que ya quisieran gente más joven, familias con hijos y solo recordar que había como unos 14 jóvenes que no sobrepasaban los 18 años y que formaron un grupo con muy buen rollo y que se lo pasaron en grande.
Así mismo respecto a los vehículos, parte muy importante en el viaje, decir que todos eran 4X4 en todas sus modalidades y versiones. Incluso había una Renault Scenic 4x4 y un Land Rover Freelander, que serian tutelados por los 4x4 más grandes en las etapas de arena. Todos pasaron el viaje con nota, teniendo una cantidad inusualmente baja de pinchazos. En este aspecto el viaje fue muy relajado.
...

Sigue leyendo :

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela