Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » África » Túnez » Gafsa » Camino del desierto

Relato de viaje a Gafsa - Camino del desierto

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Gafsa. Si estás pensando irte de vacaciones a Gafsa, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Gafsa sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [4'5]

Accede para valorar

4,5 / 5 (2 votos)
Usuario  
Enviado por: cristina59 (2085 lecturas)

Aquella mañana tuvimos que madrugar mucho. Nos levantamos a las 5 de la mañana y nos recogieron a las 6 para empezar el recorrido hacia el sur del país, hacia el sur de Tunez.
Despuéss de un rato en ruta hicimos la primera parada para visitar el Coliseo "El Jem". Es un coliseo romano muy bien conservado. Es un poco más pequeño que el de Roma pero está mejor conservado. Nos dio el guía una serie de explicaciones y nos dejó un tiempo libre para visitar el lugar.

Impresiona pensar que estás pisando un lugar donde hubo gladiadores luchando y muriendo para distraer a las clases más acomodadas de la época. El Coliseo aún conserva la parte de los sótanos donde esperaban los gladiadores su turno para salir a la arena y luchar a muerte con un semejante. Recorriendo el Coliseo me venían a la memoria escenas de películas que he visto como "Gladiator" o como "Quo Vadis". También hay una parte de las gradas que está entera y sentado allí puedes imaginar como veían el espectáculo los emperadores y demás romanos.

Una vez acabada la visita volvimos al autobús y reanudamos el camino hacia el sur. El guía nos iba explicando cosas del país. Nos dijo que en el recorrido que íbamos a hacer veríamos tres tipos de desierto: el desierto de piedra, el desierto de arena y el desierto de sal. El paisaje iba cambiando en cuestión de pocos kilómetros, la vegetación ya no era la misma. Pasamos por campos de olivos, con todo el suelo cubierto de florecillas amarillas, luego ya solo había olivos pero sin flores. Más tarde el paisaje ya era más árido, con alguna palmera baja, algún cactus y piedras. También había arbustos bajos,  era como el desierto de las películas del lejano oeste.

De vez en cuando pasábamos cerca de algún  pequeño pueblo o aldea y al lado de la carretera vendían bidones de gasolina, eso es costumbre allí. También veíamos a la venta, junto al camino, corderos muertos colgados cabeza abajo. Todo esto nos extraña cuando no estamos acostumbrados pero para la gente de allí es lo más normal del mundo. En este país no te aburres al ir en el autobús tantas horas, porque siempre ves cosas interesantes desde al ventanilla y cada cierto tiempo pasan ante tus ojos los minaretes de las mezquitas que hay por todo el país. No importa lo pequeño que sea el pueblo, en todos hay una mezquita con su torre rematada en punta.

El camino iba avanzando y cambiando de color, ahora era todo más ocre, montañas de un tono más oscuro y palmeras rectas y bajas. Cada vez había menos plantas y más piedras. Era ya por la zona de la ciudad de Gabes. Es la zona que ellos llaman "desierto de piedra". El guía seguía hablando por el micrófono. Nos explicó cosas de los pueblos que viven en Tunez. Nos habló de los Bereberes. Los actuales tunecinos son descendientes de esa antigua etnia. Bereber es el término que utilizaron los romanos para llamar a un pueblo que vivía en algunas zonas de  diferentes países de África, como Tunez, Marruecos, Argelia, Egipto, etc. En la actualidad viven de forma sedentaria agrupados en pueblo y ciudades. 

Sigue leyendo :

coliseo EL JEM
minarete
olivos y flores
olivos
desierto
cueva
casa cueva
deierto
jaima
casa troglodita
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por GafsaViajes a Gafsa

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela