Estás en:» Inicio » Relatos de viaje » África » Namibia » Cape Cross » El falso vacío de Namibia

Relato de viaje a Cape Cross - El falso vacío de Namibia

Descubre la experiencia de nuestros usuarios en su viaje a Cape Cross. Si estás pensando irte de vacaciones a Cape Cross, encuentra la experiencia de nuestros viajeros, y comparte la tuya. Nuestro objetivo es que para ti, viajar a Cape Cross sea más interesante y barato.
Votación:[1] [2] [3] [4] [5]

Accede para valorar

5 / 5 (1 votos)
Usuario  
Enviado por: viajesdeprimera (965 lecturas)

El desierto más antiguo del mundo es sólo una pieza de ese increíble puzzle africano que hace ya un par de siglos encajó también la de la esencia del pueblo alemán. La mezcla del nomadismo tribal y la cuadratura del círculo germana han esculpido uno de los países más inolvidables y apasionantes del continente negro: Namibia, el último paisaje infinito.   A las cinco de la tarde, casi todos los campamentos de Namibia preparan el té. Las mesas de madera se llenan de tartas y sándwiches y mientras uno los tantea con la mirada, el paladar hecho agua después de un día de intensas experiencias, una pregunta va tomando cuerpo, lentamente, perezosa: ¿Cómo es posible que hagan todo esto en medio en un lugar tan lejano y aislado?

  Ese es  uno de los grandes trucos de Namibia: sacar de donde no hay; construir en la nada pequeños paraísos que desbordan detalles: salones comunes que huelen a hogar, habitaciones con jacuzzi en medio de dunas infinitas, propuestas gastronómicas de primer orden entre los baobabs… ¿Será parte de la herencia que los alemanes dejaron, además de nombres como Lüderitz, la sombra de la violencia étnica, las iglesias luteranas y las charcuterías bávaras que salpican las calles de Windhoek, la capital de la república? Ese contraste entre las construcciones centroeuropeas y los paisajes africanos contribuye a crear un ambiente de chistera surrealista: pingüinos, leones, cuentas y telas de colores y cerveza con salchichas blancas. Namibia, antigua colonia alemana… Y eso que fueron los portugueses los que pusieron el primer pie europeo en sus temibles, ricas y extrañas costas. Cape Cross se llama así, precisamente, por la cruz que allí dejó Diego Lao, como testigo mudo y ciego de una hazaña que de poco le valió, cuando holló las playas de ese gigante colorado que hoy conocemos como Namibia…

 

Entre el desierto y el mar, esqueletos marineros Namibia, la hija del Namib, que en lengua nama significa ‘enorme’, engulle al desierto más antiguo del mundo (80.000 kilómetros cuadrados, más de 80 millones de años), cuajado de montañas de arena, praderas de piedra y grava y cimientos de valiosos minerales. Un conjunto que ni está vacío ni en silencio y que va a morir en los brazos de la corriente atlántica de Benguela, culpable de que esas aguas sean tan ricas en pesca… Y en tesoros, porque frente a las costas de Namibia el naufragio estaba prácticamente asegurado, incluso para los marinos más bregados en viajes transoceánicos, por culpa de las espesas y sempiternas nieblas que nacen del mismo vientre, fecundo y pródigo, que es ese flujo salino de temperatura dispar.

  Pero lo peor no era perecer entre las olas y los tiburones. Peor era alcanzar la costa desnuda, batida por los vientos y expediciones leoninas llenas de hambre. Peor incluso debía ser romper la primera línea de dunas y confirmar que el mundo se expande en un horizonte infinitamente desolado… Por eso, a ese trocito marinero de Namibia se le conoce también como la Costa de los Esqueletos.

Sigue leyendo :

El falso vacío de Namibia
El falso vacío de Namibia
El falso vacío de Namibia
El falso vacío de Namibia
El falso vacío de Namibia
Pon este relato en tu página web:
Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Imprimir Imprimir | ContactarContactar con el autor | Facebook Delicious Fresqui Google Menéame myspace Tecnorati Yahoo

¿Has estado aquí? Escribe un relato sobre tu viaje.

Comentarios

  • Avatar de Altair58 sábado, 10 de diciembre de 2011 Altair58 dice:

    Un viaje inolvidable sí señor, que te gustaría que no se acabase nunca..Magnifico relato.

  • Avatar de viajesdeprimera lunes, 12 de diciembre de 2011 viajesdeprimera dice:

    Muchas gracias Altair58!La verdad es que si hay destinos que producen nostaglia o de los que no quieres regresar, Namibia (con las focas de tu vídeo incluidas!) es uno de ellos!!! Seguiremos buscando más para compartirlos!Un abrazo

Escribe un comentario

Para poder escribir un comentario tienes que estar identificado ¡entra!

Viajar por Cape CrossViajes a Cape Cross

HERRAMIENTAS
para viajeros y bloggers
RSS
todas las novedades
NEWSLETTER
novedades en tu correo
DVIAG
nuestra revista digital
GUÍAS
nuestras guías
BLOG
Viajeros Mirayvuela